Convencer a Consejo de Seguridad es la clave de Christiana Figueres
Enviar

Sin el respaldo del Consejo de Seguridad, Christiana Figueres no lograría ser electa como secretaria general de la Organización de la Naciones Unidas (ONU).

El artículo 27 de la Carta de la ONU, establece que las decisiones del Consejo de Seguridad sobre asuntos sustantivos requieren el voto afirmativo de al menos nueve miembros y que un solo veto negativo por alguno de los cinco países con asiento permanente, significaría el fin de la candidatura de la costarricense.

China, Estados Unidos, Francia, Rusia e Inglaterra son los países con asiento permanentes.

En ese sentido, Figueres confirmó hoy al presentar su candidatura, que ya tuvo conversaciones informales con algunos de los miembros de ese foro de la ONU.

“Con todos los miembros permanentes hemos tenido aproximaciones informales, así como con varios integrantes electos y de la Asamblea General, sin embargo, con la oficialización de la candidatura, empezaremos algo más sistemático con el apoyo de la Cancillería”, dijo Figueres.

La costarricense se enfrenta a otros once aspirantes y de ser electa, sería la primera mujer en dirigir la ONU.


Ver comentarios