Enviar
Más poder adquisitivo y solicitud de créditos por caída del dólar
Consumo salva economía

Endeudamiento en divisa amenaza a mediano plazo

La pantalla plana que usted compró, la salida a comer fuera de su casa o la visita al cine a ver una película es oxígeno para la economía por el aumento del consumo.
La caída del valor del dólar frente al colón, la bajada de la inflación y de los intereses en dólares son las principales razones de que haya mayor confianza para comprar más bienes y servicios.
Además, el periodo de crecimiento coincide con la vuelta a la dolarización crediticia, pero esta podría ser una amenaza a mediano plazo ya que la moneda nacional no se mantendrá fuerte tanto tiempo.
El consumo nacional cumplió, durante el primer trimestre, dos años de crecimiento sostenido, tras el periodo de estancamiento generado por la crisis.
El efecto es positivo porque ha sido un salvavidas para la economía en momentos de incertidumbre global.
El bienestar usted lo ha notado a la hora de sentirse con confianza para comprar.
El sector de los electrodomésticos para el hogar es uno de los favorecidos. Sus ventas han crecido hasta un 40% en el último año.
Los artículos de tecnología son los más adquiridos, desde las pantallas planas hasta las computadoras, porque ahora son más baratos.
Otra forma de medir la mejora de la economía es a través de las personas que han decidido comprar un carro nuevo.
El mercado crece de forma anual en más del 10%, lo que hace feliz a quien compró el automóvil y a la compañía.
Incluso hubo marcas de vehículos con ventas récord, como el caso de Hyundai que incrementaron en más del 70%.
El hecho de que usted pueda comprar las cosas que quiere no es por un golpe de suerte o consumismo desmedido.
La explicación en su decisión de endeudarse está fundamentada en que hoy usted tiene mayor poder adquisitivo.
La caída del dólar frente al colón, en los últimos dos años, ha generado que la moneda nacional valga más y así poder comprar.
La devaluación de la divisa provoca que pueda comprarse el Kindle, por unos $100, porque ahora no le parece caro.
La decisión de comprar en el extranjero la tienen más personas y ha provocado que la importación de bienes de consumo creciera en promedio un 20%, desde el tercer trimestre de 2010.
Junto al colón apreciado está la estabilidad en el costo de la vida.
La inflación tiene tres años de estar en un 5%, con lo cual el precio de los bienes y servicios evoluciona de forma estable.
La combinación de esos dos factores, junto a la baja tasa de interés en dólares, favorece que más personas se endeuden en esta moneda.
La banca, principalmente la privada, aprovecha la coyuntura de altas tasas en colones para ofrecer nuevos productos en divisa.
La estrategia ha dado resultado, pues durante el primer trimestre los préstamos para consumo crecieron un 13%, comparado con el mismo periodo del año anterior.
El resultado es una dolarización del crédito porque representa más del 40% de los nuevos préstamos otorgados en el último año.
Si usted tiene un crédito en dólares, tenga presente que la situación de estabilidad en el tipo de cambio y los intereses bajos no se mantendrá a largo plazo.
Una vez que la economía estadounidense logre crecer a un nivel óptimo, la abundancia de dólares en la economía se reduciría.
El efecto será una mayor demanda de divisas, ante la salida de los dólares de más, y un encarecimiento de su valor frente al colón.
Además los intereses en esta moneda comenzarían a crecer, dejando atrás el periodo excepcional de intereses bajos.
Las personas endeudadas en dólares, pero con ingresos en colones, tendrían un efecto adverso.
Por eso, si decide hacer un préstamo en dólares tome en cuenta su periodo de duración porque la condición de la divisa lo favorece a corto plazo, pero tal vez no durante un periodo largo.

Oscar Rodríguez
[email protected]


Ver comentarios