Logo La República

Miércoles, 19 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Consumidor, ¿quién te protege?

Arturo Jofré [email protected] | Viernes 03 abril, 2009


Consumidor, ¿quién te protege?

Arturo Jofré

Nuestro mercado es pequeño, por lo que la libre competencia puede fácilmente ser contaminada y dañar al consumidor. Cuando una empresa domina una gran proporción del mercado estamos en una zona de peligro. A primera vista esto trae beneficios, ya que las economías de escala que logran las grandes empresas permiten costos más bajos y eventualmente precios más bajos. Sin embargo, la concentración excesiva puede sacar del mercado a los competidores o absorberlos, los precios suben y los beneficios ya no van al consumidor. La estrategia es clara: primero tomar el mercado (con bajos precios, alianzas, adquisiciones) hasta tener la cancha libre, dejando solo a algunos jugadores de poca relevancia.
En la práctica es común ver distorsiones que contaminan al mercado y dañan al consumidor. En estos días se está dando un escándalo que es un buen ejemplo de esto. Chile tiene una economía bastante competitiva, pero los peligros de contaminación están siempre latentes, dado que son inherentes a la dinámica del libre mercado. Una de las principales cadenas de farmacias reconoció que se coludieron con la competencia para elevar de manera concertada los precios de 222 medicamentos desde hace cinco meses. Las tres cadenas que cubren casi el 90% del mercado lograron en este periodo una utilidad extra de $50 millones, todos sacados de la bolsa de los consumidores. La gente está indignada, esas tres cadenas han competido tradicionalmente de manera feroz, haciendo todo tipo de promociones y descuentos… de pronto se dan cuenta que todo es un show.
En Costa Rica tenemos muchos sectores que responden a fuertes concentraciones en torno a una sola empresa o bien oligopolios. Las estrategias empresariales actuales favorecen esta tendencia y estamos observando que los sectores de servicios, importadores y comercialización de productos, cada día tienden más a la concentración. Esta semana, por ejemplo, se informa que farmacias Fischel de la Corporación CEFA y la cadena de farmacias Sucre dejan de lado la competencia para firmar una alianza y unir sus 140 locales que tienen en el país. Esto puede favorecer al consumidor, pero eso va a depender de si realmente en este sector, como en cualquier otro, se va a desarrollar una libre y real competencia.
Es inevitable que ocurran distorsiones, todo sistema social tiende a desordenarse, a enfermarse, lo importante es que existan instituciones sólidas, fuertes, transparentes, que permitan que el sistema vuelva a su orden normal. Estamos pasando a gran velocidad de una sociedad cerrada a una sociedad globalizada, donde nuestros empresarios pueden ser absorbidos o arrinconados y los consumidores podemos quedar atrapados por oligopolios que nos impondrán los precios.
Una legislación draconiana e instituciones eficaces logran parar las altas concentraciones y disuadir a quienes tratan de quebrar las reglas del juego. Es peligroso seguir enfrentando la economía global con instituciones débiles.

NOTAS ANTERIORES


¿Yo te creo?

Miércoles 19 diciembre, 2018

El Código Penal Costarricense, diferencia claramente la violación del abuso sexual, pues la prime...