Enviar
Confusión reinó en maratón

Competencia resultó peligrosa para los participantes y sobraron las quejas

Luis Rojas
[email protected]

La Maratón Internacional de Costa Rica demostró ayer, una vez más, que es un gran evento pero con una organización que todavía no se ubica a la altura de esta competencia y que ayer falló en elementos tan primordiales como garantizar la seguridad de los corredores.
“Aquí estamos arriesgando la vida”, nos gritó un corredor de la maratón, cuando doblaba por la esquina de León Cortés y en momentos que el español Daniel Moreno protestaba airadamente y decía que “es una vergüenza que yo vengo
desde España para correr mi maratón, para la que me preparé todo el año y la organización dijo que era a las doce y ha salido una hora antes”.
El español dio en el clavo con respecto al gran problema de la maratón cuando dijo “si la organización y el tránsito no concuerdan, el que se ve perjudicado soy yo y no es justo ni legal”.
El primer gran inconveniente fue el cambio de última hora de la hora de competencia que originalmente estaba pactada a las 12 mediodía, pero que se cambió de horario por diferencias entre el organizador, Guillermo Sáenz y el director de Tránsito, German Marín. Así las cosas, mucha gente que no se enteró llegó tarde y no pudo participar, como el caso del español.
La primera competencia en empezar fue la de patines. Los tráficos que acompañaron a los deportistas no conocían la ruta, se armó
la confusión, unos iban por un lado, otros, por otro y Susan Piedra, campeona nacional de esta disciplina hasta atropelló a una señora en la confusión y después fue atropellada por un automotor y aún así terminó la competencia y al final fue a parar al San Juan de Dios.
Oscar Jiménez, presidente del patinaje, expresó al respecto que “esto está desorganizado y peligroso; no fue como la organización me lo pintó; exigimos seguridad y fue lo que menos hubo”.
Por su parte, Harry Sequeira de la Asociación de Atletismo de Alto Rendimiento, expresó que “la competencia es muy bonita y a la gente le gusta, pero para mí el error es que no se pueden hacer tantos eventos juntos al mismo tiempo”.
Una corredora, Berna Suárez, se quejó del cambio de hora y dijo que en los noticiarios, el sábado en la noche, no se dijo nada al respecto y que eso confundió a muchos.
“Además, ponen muchachas en la vía sin
banderines para señalizar por dónde meterse; nadie sabía dónde estaban los guadarropas yo veo que esta carrera le está quedando grande a los organizadores”.
En suma, los competidores expresaron que una competencia de la magnitud de la Maratón Internacional debe manejarse en una forma profesional, seria y responsable, ya que resulta injustificable que una carrera que se programa con un año de tiempo, tenga siempre inconvenientes de última hora.
“Ninguna carrera seria del mundo te cambia la hora a dos días de la prueba”, iba diciendo furioso el español Moreno quien aseguró que si se podía, demandaría a la organización y al tránsito por lo sucedido.



 
Ver comentarios