Conesup ordena cierre de Universidad Cristiana del Sur
"Nuestro objetivo con el cierre es salvaguardar el derecho superior de la educación de los estudiantes matriculados en esa universidad y considerados por el Consejo como terceros de buena fe”, dijo Mario Sanabria, director ejecutivo del Consejo Nacional de Educación Superior. Archivo/La República
Enviar

El Consejo Nacional de Educación Superior (Conesup) ordenó hoy la suspensión durante un año de la Universidad Cristiana del Sur (UCS), por varias anomalías del centro educativo.

Tras una investigación iniciada en 2012, el Conesup descubrió que en dicha universidad varios profesores daban lecciones de Derecho sin ser abogados, tener algún título universitario o estar colegiados.

Asimismo, varios de los estudiantes en la universidad fueron admitidos sin contar con algún título de enseñanza media.

Conesup conformó una comisión para cumplir con el debido proceso, que además de estas investigaciones, comprobó paralelamente otras anomalías que fueron denunciadas ante el Ministerio Público.

Entre estas otras anomalías se investiga la presunta venta de títulos en el extranjero a través empresas privadas.

Además, la universidad tiene pendientes varios requisitos fundamentales para su funcionamiento, confirmó Mario Sanabria, director ejecutivo de Conesup.

Estos son permisos de salud ocupacional, requerimientos de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento  y el cumplimiento en sus instalaciones de la Ley 7600.

La universidad tiene el plazo de un año para resolver las irregularidades señaladas por el Conesup, o de lo contrario podría ser clausurada totalmente, según lo establece un oficio emitido por el Consejo.

La Sala Constitucional rechazó el recurso de revocatoria interpuestos por la Universidad Cristiana del Sur en junio pasado para traerse abajo la resolución, sin embargo, esta también fue recurrida ante el Tribunal Contencioso Administrativo, que aún no da respuesta.

Asimismo, la universidad interpondrá un recurso de revisión a la decisión del Conesup, de acuerdo con Danny Aguilar, director administrativo de la UCS.

Hasta que no haya una resolución de una institución estatal, la universidad no puede operar, detalló Sanabria.

Estudiantes a salvo

Por ser terceros actuando de buena fe,  se les reconocerán los cursos aprobados a los estudiantes que recibieron clases en la UCS, confirmó Sanabria.

Sin embargo, el Conesup los insta a no cursar el cuatrimestre que está pronto a iniciar, a pesar de que la universidad abrió un periodo de matrícula.

“Nuestro objetivo es salvaguardar el derecho superior de la educación de los estudiantes matriculados en esa universidad y considerados por el Consejo como terceros de buena fe”, expresó Sanabria.

El inicio de lecciones en la UCS es el 9 de setiembre, y de no haber una resolución de alguna instancia estatal, el centro educativo deberá cancelar la matrícula.
 



Ver comentarios