Con la razón de los números
David Ortiz ha sido la figura central en la ofensiva de los Medias Rojas, una gran actuación suya el sábado fue clave para derrotar a los Yankees. Jared Wickerham-AFP/La República
Enviar

Con la razón de los números

Las estadísticas contradicen los pronósticos iniciales para los Medias Rojas

Antes del inicio de la campaña, los entendidos en el mundo del béisbol tenían un criterio en común: sería un año negro para la novena de Boston y el último lugar de la División Este de la Americana, se presumía como un lugar probable al final de la temporada regular.
Con el tiempo y a poco menos de mes y medio para el inicio de la postemporada, este premisa se desplomó y es que no solo es casi un hecho su presencia en la fiesta grande, sino que se afirma como el equipo con mejor récord de la Americana (73-52), en este apartado en taco a taco con los Vigilantes de Texas (73-51).

201308182312480.AAAAA.jpg
Las razones están a la plena vista de las estadísticas y del poderío ofensivo donde en casi todos los departamentos dominan o mantienen destacados rendimientos, es cuestión de ver y hacer el repaso.
Primer lugar general en toda la MLB en carreras anotadas con 622 y de porcentaje en base con .346, segundo en promedio de bateo (.274) y tercero en porcentaje de bateo con .436. Es muestra de una ofensiva bien aceitada y que gira en torno a su estrella y bujía el dominicano David Ortiz.
¿Por qué alrededor de “Big Papi”? No se debe a pura imagen como es el caso de algunos en esta temporada, sino porque sus números lo dictan. Lidera en cuatro de los cinco departamentos disponibles del bateo. Promedio de bateo (.325, cuarto general en la Liga Americana), jonrones, carreras impulsadas y porcentaje de embase.
Otros como el jardinero Jacob Ellsbury, líder en hits conectados, el primera base Mike Napoli, el segunda base Dustin Pedroia y el jardinero derecho Shane Victorino colaboraron en conformar un cuerpo de bateadores sólido en el esquema del manager John Farrell.
Con paciencia y trabajo, Farrell cayó a sus críticos, quienes le cuestionaron que se marchara de los Azulejos de Toronto, un equipo que en teoría lucía con una gran nómina, llena de talento y que iría por el primer sitio de la división y que hoy están últimos.
“Admítalo Mr. Farrel, usted hubiera preferido estar acá con estos talentosos Azulejos que lucen para mucho, que con unos Medias Rojas en incógnita y reconstrucción”, era el tono de las preguntas que le hacían en Toronto al manager en abril, justo al inicio de la temporada.
El tiempo le dio la razón y el éxito en la división más competitiva de las Grandes Ligas lo tiene de frente, además del cuarto mejor récord de toda la Gran Carpa. La nominación como mejor piloto de la Americana empieza a tomar forma, con rivales como Ned Yost de los Reales de Kansas City y Terry Francona de los Indios de Cleveland.
Hasta este domingo, antes de que las Medias Rojas cerraran su serie con los Yankees de Nueva York, sus cifras de ganes tanto de local como visita, también dan razón sobre su posición actual en la tabla en la Americana.
Femway Park ha sido un fortín para el conjunto de Boston, con la segunda mejor marca de juegos ganados en casa en su liga (40) y de derrotas (22). Por su parte como visitante también ha sido incómodo, con 33 victorias, donde también son segundos en promedio, solo superados por las 36 de los texanos.
A fin de cuentas, más allá de momentos y las formas espectaculares como muchos equipos coleccionan elogios en la Grandes Ligas, las Medias derribaron las vibras negativas de inicio de campaña y las desacreditaron de la forma más irrefutable, con la razón que solo dan los números.

Consulta: ESPNDeportes y TheStar.com

Sergio Alvarado
[email protected]


 

Ver comentarios