Enviar
Con la mente en Sudáfrica
El frío de Washington recibió a la selección nacional

Cristian Williams
[email protected]

Solo pensando en la victoria, olvidando cualquier otra combinación de resultados y soñando con llegar al Mundial de Sudáfrica 2010, llegó la selección nacional a Washington, donde se enfrentará a Estados Unidos mañana partir de las 6 p.m.
Luego de vencer con claridad a Trinidad y Tobago, la tricolor emprendió un largo y agotador viaje, que no les minó en nada el deseo de que arranque el juego ante los norteamericanos, en una ciudad muy fría, que ronda los diez grados.
Debido a que llegaron de madrugada a lo largo del día no realizaron entrenamientos de fondo, teniendo la mañana libre para recuperarse y una ligera práctica durante la tarde.
La delegación nacional tiene la misma base que enfrentó a los caribeños el sábado. Se unió el defensor Michael Umaña quien ya purgó su juego de castigo y fueron descartados Froylan Ledezma (por problemas estomacales), Leonardo González, Heiner Mora y Adrián de Lemos.
René Simoes declaró que ante Estados Unidos buscarán la victoria y así obtener la ansiada clasificación. “En Estados Unidos tenemos que controlar el juego con inteligencia”.
“Vamos a pensar cómo plantear al equipo. Será un partido completamente diferente en el tema del juego. Una cosa es dominarlo y otra es controlarlo. Cuando jugamos en casa debemos dominar, pero afuera hay que controlar con inteligencia y transición rápida, con contragolpes y siendo fuertes”, dijo el seleccionador de cara al partido de mañana.
Simoes lamentó una vez más la cantidad de goles que se perdieron ante los trinitenses y apunta que su deseo es que eso no se repita ante los norteamericanos.
“Quiero un equipo inteligente, que sepa leer el partido y sepa lo que está pasando. En el medio tiempo estaba muy molesto, aburrido y hablé con los jugadores que no se puede fallar contra un equipo que está jugándonos tanto al fuera de juego”.
Por su parte el defensor Luis Marín dijo que “será un partido complicado, ellos son muy fuertes, por lo que será como una final, donde tenemos que darlo todo en la cancha para sacar la clasificación sin importar otros resultados”, adelantó el defensa Luis Marín, que a sus 35 años retornó a la selección, con la que disputó los Mundiales de Corea del Sur y Japón-2002 y Alemania-2006.


Bradley amenaza

El técnico de Estados Unidos, Bob Bradley, se mostró satisfecho por el triunfo 3-2 en San Pedro Sula donde lograron la clasificación, pero asegura que no se conforman con ello, ahora van por el liderato de la hexagonal.
“Es importante para ganar el grupo. Conseguimos una gran cantidad de orgullo para tratar de ser el mejor equipo de la Concacaf. Estamos en disposición de entrar con todo al juego ante Costa Rica para acabar primeros del grupo, ese es el objetivo”, cerró el entrenador.
Su equipo realizó un entrenamiento suave en la capital norteamericana y no extrañaron ni el calor ni la humedad de Miami. Los titulares ante Honduras hicieron piscina y regeneración, porque quieren llegar a tope para el duelo contra los costarricenses.

Amarillas no cuentan

En determinado caso que Costa Rica logre el pase a Sudáfrica 2010, los futbolistas que tengan una tarjeta amarilla y acumulen la segunda no deberán cumplir ningún juego de sanción en el mundial ni en otro certamen, sino que estas quedarán anuladas.
Caso contrario sufrirán quienes resulten expulsados (por tarjeta directa o acumulación de amonestaciones en el mismo juego), pues estos sí se perderán al menos el primer compromiso, según informó la Concacaf.
Ver comentarios