Compradores en línea, reacios a compartir datos personales
El neuromarketing y el comercio digital se perfilan como las principales tendencias de consumo en el futuro. Foto con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

A pesar de que las compras en línea aumentan a diario y la población mundial está cada vez más familiarizada con el comercio electrónico, muchos compradores virtuales se muestran renuentes a compartir datos personales, como número de identificación, lugar de residencia y datos de perfiles sociales.

Algunos usuarios consideran excesiva la cantidad de información solicitada al momento de hacer las compras, pues afecta su privacidad.

El objetivo de solicitar estos datos es mejorar la experiencia de compra y agilizar la búsqueda de productos; sin embargo, a nivel mundial esta tendencia es considerada como invasiva.

Quienes realizan compras en línea con frecuencia consideran que las compañías minoristas que utilicen datos personales del cliente y no especifiquen con qué objetivo son poco confiables, según un estudio de la firma Oracle.

Para evitar este sentimiento de hostigamiento comercial, las empresas deben motivar campañas que fortalezcan la confianza en sus clientes.

“Las empresas deben tener cautela al indagar sobre los gustos y preferencias de los clientes, deben ser muy sutiles cuando solicitan datos personales para que no se sientan invadidos en su privacidad”, expresó Maureen Alpízar, asesora económica de Procomer.

En Costa Rica la tendencia no es tan fuerte como en otros mercados; sin embargo, en los últimos tres años la cantidad de compras ticas en Amazon, AliExpress y otras plataformas se han incrementado considerablemente, especialmente en fechas como Navidad, viernes negro, Día del Padre, y Día de la Madre, entre otros.

Incluso Correos de Costa Rica destinó un departamento especial para cumplir con la demanda de distribución de los paquetes adquiridos en la web.

La información que las empresas nacionales tengan de sus consumidores y la capacidad de fidelizarlos a través de la innovación, es de suma importancia para mantenerse en un mercado cada vez más competitivo y exigente.

“Es importante que las empresas nacionales también se den a conocer por diferentes canales de comunicación, no solo el electrónico, para que los consumidores puedan conocer sobre su origen y oferta antes de realizar la compra del producto”, añadió Alpízar.

Las autoridades comerciales se encargan de capacitar a usuarios del e-commerce, tanto vendedores como clientes, para evitar anomalías y mitigar riesgos en el proceso de compra o venta en línea.

Cambio en los modelos de negocio en Internet, compras seguras y protección cibernética son parte de los temas que se tratan en estos conversatorios.

Se estima que para 2030, más de un tercio de las ventas diarias en el mundo se hará a través de canales de comercio electrónico, aunque esto no sustituirá el modelo físico tradicional.

 


Ver comentarios