Comparecencia del Presidente fue “un circo político”, según expertos
La comparecencia se realizó el lunes pasado en Casa Presidencial. Foto: Cortesía Casa Presidencial.
Enviar

La participación de Luis Guillermo Solís, presidente de la República, en la comparecencia de la Comisión que estudia el caso del cemento chino fue catalogado “como un circo político” por sociólogos y politólogos.

“No se aclaró nada. Los diputados trataron de ganar votos y de figurar. Fue como lanzar una moneda 50% a favor y 50% en contra, pero nadie ganó”, aseguró Arnoldo Mendoza, sociólogo.

Solís aclaró las dudas de los legisladores sobre el préstamo de $20 millones otorgado por el Banco de Costa Rica a Juan Carlos Bolaños, a pesar de que este no recibió el aval del INS, ni otros requisitos.

“La comparecencia fue un juego de perder… perder, nadie ganó. El Presidente dio su punto de vista sobre los hechos pero ante la gente, en este caso, hubo tráfico de influencias, aunque no se haya comprobado nada. Los diputados son un chorro de vagabundos que no se prepararon, ni estudiaron. Se encandilaron por las luces de las cámaras y se dejaron llevar por los micrófonos”, destacó Claudio Alpízar, politólogo.

La actuación de los diputados, sobre todo, la fracción del PLN, siempre trato de ligar al presidente Solís con sus amigos: Melvin Jiménez, exministro de la presidencia, Mariano Figueres, director de la DIS y Víctor Morales, diputado. Sin embargo, Solís se defendió ante las declaraciones diciendo que el mandatario “no tiene amigos”.

Solís pidió a Morales que renunciara a la curul, ante los cuestionamientos en su contra que lo relacionan con un supuesto favorecimiento a favor de Bolaños.


Ver comentarios