Logo La República

Jueves, 16 de septiembre de 2021



NACIONALES


Foro “Un análisis para nuestro futuro” discutió las soluciones

¿Cómo modernizar el sistema educativo para que empate con las nuevas necesidades?

Laura Chinchilla, Miguel Ángel Rodríguez, Silvia Hernández, y Daniel Suchar fueron parte de la conversación

Elizabeth Rodríguez elizabethrodriguez.asesora@larepublica.net | Miércoles 15 septiembre, 2021

dos muñecos de mandera con toga y birrete, y un libro y lápices de colores al fondo
Habilidades tecnológicas, actualización constante y fortalecer la educación del país para responder a las nuevas demandas laborales, son necesarias para el beneficio de las nuevas generaciones de acuerdo con los panelistas. Shutterstock/La República


La celebración de los 200 años de vida independiente de Costa Rica llega en un momento de grandes fisuras en la educación pública, donde se discute la necesidad de una modernización del sistema educativo para que empate con la nueva economía 4.0.

De esta forma, las nuevas generaciones podrán tener mejores competencias, una vez que cumplan con la mayoría de edad, y se incorporen al mundo laboral el cual requerirá de habilidades tecnologías, pero sobre todo de una constante actualización de conocimientos.

Así lo reflejó el foro organizado por LA REPUBLICA: “Costa Rica del Bicentenario, un análisis para nuestro futuro”, en el que participaron Laura Chinchilla, expresidenta de la República; Miguel Ángel Rodríguez, expresidente de la República; Silvia Hernández, presidenta de la Asamblea Legislativa; y Daniel Suchar, analista.

Lea más: Seis de cada diez docentes no cuentan con preparación para impartir cursos virtuales

“La educación depende de lo que pase en el aula, y lo que pasa en el aula depende del maestro. ¿Cómo vamos a saber cuales son las áreas por reforzar si no los estamos evaluando? Y no es para pelearnos, es para poder apoyarlos y sacar todos juntos este compromiso pendiente”, puntualizó Rodríguez, quien resaltó que la innovación, la competitividad, la productividad, y la capacitación constante son pilar para las futuras generaciones.

Asimismo, Hernández complementó que estas evaluaciones permiten conocer cómo está nuestro país después de la pandemia, y cuál es la línea base. “No conocemos cuál es nuestro suelo, cuál es la necesidad y cómo mejorar”, añadió.

Otra necesidad palpable conforma una institucionalidad que responda a las necesidades de hoy, que no sea un fin en sí misma, y que el centro de esta sea la ciudadanía.

“Tenemos un Ministerio de Educación Pública que yo asemejo como un gran gigante que, en medio de la pandemia, y por ese apagón prolongado, tiene muchos músculos que están dormidos y que va a costar despertarlos.

Pero hay que hacerlo, es un tema que es vital en medio de la transformación que requerimos como país, para empatar la oferta educativa y la demanda laboral”, determinó Hernández.

Para Chinchilla, la modernización del sistema educativo no involucra necesariamente la necesidad de más recursos, sino una correcta planificación y una efectiva ejecución, mediante las estrategias adecuadas para que todo funcione.

“La mayor fortaleza de nuestra nación es nuestra disposición casi que natural a dialogar, pero que, está siendo puesta a prueba por una institucionalidad que incentiva más la fragmentación y la irracional oposición en lugar de la cooperación”, indicó la expresidenta de la República.

Por su parte, las personas con títulos universitarios en nuestro país son la minoría, según lo expuesto por los panelistas, lo cual obliga a que Costa Rica genere capacidades, y se enfoque en la formación técnica para adaptarse a la cuarta revolución industrial.

Lea más: Desigualdades amenazan el futuro de la niñez y la adolescencia en Costa Rica

Por esto, la reforma del Instituto Nacional de Aprendizaje es vital, de acuerdo con Hernández, y Rodríguez, con el fin de permitir respuestas ágiles y pertinentes para las personas y el mercado laboral, a partir de su fortalecimiento y modernización.

Y es que, para Suchar, lo más valioso que tiene un país es su recurso humano, por eso “tenemos que darle educación a nuestros chicos para que se queden aquí. Que salgan del país y vean nuevos horizontes, pero que se devuelvan a una Costa Rica que quiere desarrollarse”.

“Hay que cambiar la estructura para educar a nuestros hijos, y prepararlos no para el 2021, sino para el 2030, 2040… Costa Rica ha podido llegar a los 200 años, pero el pasado es para entender el presente y proyectar el futuro. Y siempre hay que recordar que el recurso humano que tiene este país puede sacarnos de cualquier adversidad”, concluyó el analista.


NOTAS RELACIONADAS


libros apilados encima de un escritorio

Pandemia profundizó carencias y desafíos del sistema educativo costarricense

Viernes 03 septiembre, 2021

Durante 2020, sólo un 13% de las lecciones se desarrolló presencialmente y el 87% restante se impartió mediante la educación remota.






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.