¿Cómo convertir San José en una ciudad del futuro?
“Para tener una ciudad del futuro no se necesitan grandes inversiones en infraestructura, la clave está en mejorar los espacios urbanísticos y la movilidad”, reveló Francisco Avilés, gerente general de Argo Estrategia. Esteban Monge/La República
Enviar

El desarrollo inmobiliario ha dado pasos importantes en los últimos años y San José se convirtió en el epicentro de este crecimiento; auge logístico, comercial y urbanístico hacen pensar que la capital está cerca de convertirse en una ciudad futurista, pero ¿qué necesita para lograrlo?

La municipalidad capitalina en conjunto con otras instituciones del Estado, trabaja en un innovador modelo que ya se está moviendo en la Asamblea Legislativa para convertir San José en un espacio que beneficie a sus habitantes y aumente la competitividad en la provincia.

La Ciudad Tecnológica albergaría distintas instituciones, primordialmente educativas, que formarán profesionales en ciencia y tecnología, para satisfacer la demanda del mercado actual.

“La iniciativa busca generar un clúster tecnológico que permita crear muchos más emprendimientos en este campo; el objetivo es compartido con todos los partidos políticos para lograr una retroalimentación efectiva y apoyo”, aseguró Johnny Araya, alcalde de San José.



Además del aval de los diputados, este proyecto requeriría otras estrategias para comenzar a caminar, una de ellas es reformar el espacio urbano, para fijar las normas necesarias que rehabiliten, remodelen o regeneren zonas constructivas en deterioro o bien aquellas que tengan relevancia estratégica para los gobiernos locales, el Estado o un grupo ciudadano.

El Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) ya echó a andar esta normativa, que viene en parte a descongestionar el reglamento de Planificación Urbana.

“No podemos construir algo nuevo sin antes mejorar lo que se tiene, buscamos la movilidad urbana limpia y para ello se debe invertir en aceras, iluminación, seguridad y todo lo que sea necesario para convencer a la población de que se puede vivir en la capital”, aportó Sonia Montero, presidenta ejecutiva del INVU.

La Ciudad del Futuro vendría a solucionar varias de las principales preocupaciones del crecimiento urbano: la contaminación ambiental y el hacinamiento poblacional, de aquí que recuperar edificios que actualmente están siendo subutilizados sea uno de los desafíos para que San José se convierta en futurista.

Las construcciones verticales tienen todo el potencial para que se subutilicen, es decir, que no se aproveche su espacio total puesto que en ocasiones la demanda no es tan alta para llenar la construcción.

En San José por lo menos 30 de estas construcciones son utilizadas parcialmente.

El propósito de reactivar estas soluciones urbanísticas es que no solo sean de uso residencial, sino que puedan convertirse en imán para proyectos comerciales o de uso mixto, tendencia que está ganando fuerza en el país.

La “reutilización” de dichas construcciones se convertiría en un ganar-ganar para todos los involucrados, porque no habría que hacer nuevas inversiones para vivienda y al mismo tiempo generarían encadenamientos y proyectos económicamente productivos.

“El Instituto Tecnológico de Costa Rica planteó la propuesta, lo hemos presentado a empresas fuera de San José; nos hemos reunido con los dueños de estos edificios y vemos con muy buenos ojos el hecho de que algunas estructuras se transformen en unidades habitacionales y eventualmente algunos alberguen ‘call centers’ y empresas de alta tecnología”, agregó Araya.

Otro aspecto relevante para que San José dé el paso hacia el futuro es el ordenamiento del transporte público.

“Ha faltado voluntad de las autoridades del país en el tema de transporte, repoblar la capital y convertirla en una ciudad futurista está ligado con una movilidad limpia; las alianzas público- privadas tienen un papel fundamental para el desarrollo vial de una nación o de una provincia y en ese punto hemos visto rezago”, afirmó Francisco Avilés, gerente general de Argo Estrategia.

Las construcciones para uso mixto están ganando terreno en el país, al cierre del primer trimestre de este año existían por lo menos 50 mil metros cuadrados para estos proyectos, principalmente al oeste de la capital y en algunas zonas de Heredia y Alajuela, con una tasa de disponibilidad del 4,5%.

A pesar de eso, aún queda camino por recorrer para reforzar este modelo en el mercado.

“Las construcciones de uso mixto son esenciales para que una ciudad sea futurista, en el país ha faltado una mayor apertura a estos modelos, podría ser porque todavía haya quien dude sobre la rentabilidad de estas soluciones o porque los desarrolladores no han encontrado espacios aptos”, aseveró Roberto Acosta, de la constructora H Solís.

Aplicar los modelos de “construcción liviana” o sostenible es otra de las acciones que debe tomar San José si desea dar el salto hacia el futuro.

Este tipo de proyectos se caracterizan por utilizar materiales como fibrocemento, acero galvanizado y madera para sustituir bloques de concreto, piedra, arena y cemento; puede ser muy beneficioso debido a su bajo impacto ambiental, costo asequible y fácil instalación.

Se observa en fachadas de centros comerciales, entrepisos, añadidos de vivienda o segundas plantas, condominios verticales y recientemente en residenciales de bien social.

Estos materiales serían de gran conveniencia también para las construcciones de uso mezclado.

Por último, mantener la generación y sobre todo la protección de energías renovables, es un aspecto importante que debe cumplir una ciudad tecnológica; en este sentido, Costa Rica lo hace bien ya que se ha caracterizado en los pasados dos años porque su consumo energético provino en un 99% de fuentes limpias.

 


Otras voces


Arquitectos y desarrolladores urbanos dieron su opinión sobre las condiciones que debe tener una ciudad para convertirse en futurista y beneficiar a sus pobladores:

Alejandro Echeverri

Arquitecto

En Costa Rica ya se están viendo estrategias de movilidad limpia, no solo con el uso de vehículos ecológicos, sino por un tema de proximidad: las personas buscan vivir cerca de donde estudian y trabajan, lo cual les permite utilizar medios de transporte alternativos o incluso caminar.

Federico Cartín

Presidente
Fundación Rutas Naturbanas

Necesitamos que la ciudad sea menos ruidosa y más fácil el movilizarse en ella, así será posible atraer a quienes prefieren vivir en la periferia y desplazarse a los centros comerciales en carro, lo cual pasa una factura ambiental importante a las familias.

Neno Kovacevic

Experto en diseño urbano

El desarrollo suburbano no tiene un alto costo en términos de infraestructura pero existe evidencia de que está directamente relacionado con la salud física y el estado mental de las personas.


Ciudades pioneras


Europa se ha destacado porque sus ciudades han dado pasos importantes para agilizar su movilidad y aplicar políticas de crecimiento sin perjudicar a los habitantes, estos son algunos ejemplos:

Venecia, Italia

201707281800220.1-venecia.jpg

Esta ciudad tiene prohibido el ingreso de vehículos y se caracteriza por sus góndolas como medio de transporte

Róterdam, Holanda

201707281800220.2-roterdam.jpg

Se le considera como la capital peatonal del mundo

Duvrovnik, Croacia

201707281800360.3-duvrovnik.jpg

Por sus calles solo se puede caminar o usar bicicletas

Louvain-la-Neuve, Bélgica

201707281800490.4-belgica.jpg

Es una ciudad universitaria que tiene sus calles libres de vehículos

Oslo, Noruega

201707281801030.5-oslo.jpg

Gracias a la regulación de vehículos, para 2020 disminuirá en un 50% su emisión de gases

 

Ver comentarios