Johnny Araya negocia $5 millones para obras viales
“El mejoramiento de la infraestructura vial ocupa un lugar preponderante para la Municipalidad de San José”, dijo Johnny Araya, alcalde de San José. Archivo/La República
Enviar

201608192018040.rec-9.gif

Con el objetivo de arreglar las principales vías del cantón, Johnny Araya, alcalde de San José, negocia un préstamo de unos $5 millones con el Banco Nacional.

La idea del gobernador es que ese dinero sirva para renovar unos 30 kilómetros de la red vial que están bajo su jurisdicción.{l1}unos_2500_arboles_haran_de_san_jose_una_ciudad_mas_verde{/l1}

La idea es firmar el préstamo y concluir el proceso de licitación antes de finalizar 2016, mientras que la etapa de construcción arrancaría con el nuevo año, expresó Araya.

El alcalde aclaró que la inversión no solo será para la capital, sino que también se distribuirá entre los distritos, para arreglar las vías que en estos momentos requieran mayor atención.

Mientras tanto, la Municipalidad de San José inició la semana pasada las labores de levantamiento de la capa asfáltica de unos 15 kilómetros del centro de San José, para recarpetear avenidas y calles en unos 11 lugares.

“Desde mayo 2016 el proyecto de rehabilitación de las vías capitalinas es una realidad y hoy invertiremos unos $3 millones renovando la capa asfáltica de algunas de las calles y avenidas más transitadas de San José, y para 2017 esperamos contar con un crédito para financiar el mejoramiento de 30 kilómetros de la red vial josefina”, dijo Araya.

Los lugares a intervenir incluyen la calle que llega hasta el Mercado la Coca Cola y el Parque Morazán, entre otros puntos.{l2}araya_devolveremos_el_rumbo_a_san_jose{/l2}

Para no afectar a los conductores y peatones, los trabajos se desarrollarán entre las 10 p.m. y las 4 a.m. y se tiene previsto que duren unos dos meses y medio.

Las obras forman parte de un programa de rehabilitación de vías de la capital, impulsado por el alcalde y la Constructora MECO que ganó la licitación.

La inversión asciende a unos $3 millones y se financia exclusivamente con el presupuesto de la municipalidad josefina.

Se trata de un levantamiento de la carretera y colocación de 22 mil toneladas métricas de nuevo asfalto, con un espesor de siete centímetros, mientras que el material que se remueva en el proceso será depositado en el Complejo Pavas y en el Tajo Pavas, para evitar un daño al medio ambiente.

Además, el contrato incluye el ajuste de 50 tapas del alcantarillado pluvial y válvulas del sistema de agua potable en los distritos Merced, Hospital y Carmen para adecuarlas a la nueva altura del asfalto y evitar baches para los vehículos y hundimientos ante la lluvia.



Ver comentarios