Enviar

Faltan escuelas y colegios ecoamigables

Aunque existen más de 10 mil centros educativos públicos en el país, solo 856 realizan acciones ambientales
Las futuras generaciones serán las encargadas de mantener las estrategias implementadas en el presente para conservar el medio ambiente.
Por esto a los niños y niñas de las escuelas públicas y privadas del país se les debe enseñar sobre los buenos hábitos de realizar acciones amigables.
Autoridades como el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Gobierno de Costa Rica realizan campañas de reciclaje, sobre todo separación de desechos, en los centros educativos, con el fin de incentivarlos a ser galardonados con bandera azul ecológica.
Actualmente son solo 856 instituciones educativas públicas las que pertenecen al programa “Bandera Azul Ecológica” de las 10 mil que hay en el país, pero se espera que para 2014 la mayoría de los kínder, escuelas y colegios empiecen a desarrollar acciones ecoamigables.
Sin embargo, para poder crear esta conciencia en los educandos es necesario que los maestros conozcan a la perfección las acciones para cuidar el planeta.
“En el programa de ciencias hay un eje temático que se llama ‘Los seres humanos somos parte de la naturaleza’, donde cada año se abordan contenidos relacionados con educación ambiental”, afirmó Cruz María Hernández, asesora nacional de ciencias en primaria.
Las maestras son las encargadas de enseñar a sus alumnos sobre esta materia, pero en un sondeo realizado a diez de ellas en la Escuela Marcelino García Flamenco, en San José, todas afirmaron que en su institución no se les da capacitación.
La vigilancia del cumplimiento para que se realicen actividades “verdes” en las instituciones está a cargo de las direcciones regionales de cada provincia, por lo que podría resultar difícil la supervisión de la mayoría.
“A los niños se les capacita, pero no como se debiera, pues el programa de ciencias está muy recargado, entonces a unos temas se les da prioridad y a otros no. Además, no recibimos capacitación específica sobre ambiente”, aseguró Siannack Montero, maestra de ciencias de la Escuela García Flamenco.
Por otro lado, se entrevistó a maestras y alumnos de la Escuela República de Haití en San José, y ambos bandos conocen y practican acciones ambientalistas.
Los programas académicos se renuevan cada cinco u ocho años, y los educadores deben apegarse a las actualizaciones de ese y prepararse para enseñar los nuevos conceptos a los escolares.
Los que se formaron hace muchos años se capacitan únicamente con los editoriales de textos, y con estos imparten las lecciones.
“Desde la Dirección de Vida Estudiantil creamos un plan de participación pensando en todo lo que tendrá que ver con educación ambiental y uno de participación donde los chicos y las chicas podrán involucrarse”, afirmó Kabidea Ramírez, de la Dirección de Educación Ambiental del MEP.
El programa prepara líderes ambientalistas para que proyecten sus experiencias y conocimientos en sus respectivos centros educativos.
Sin embargo, la suma llega apenas a 50 participantes en todo el país, por lo que se podría afirmar que no hay suficiente capacitación por parte del MEP ni compromiso de los estudiantes.

Luis Diego Coronado
[email protected]
Ver comentarios