Ciclista sobreviviente: “El conductor de auto es prepotente con el de bicicleta”
En el país, 32 ciclistas han muerto en carretera este año, mientras que en 2016, 40 personas. Cortesía Nexo/La República
Enviar

Cristian Argüello es administrador de la fundación CRC Endurance (patrocinador de la ruta recreativa Mi Familia Me Espera) y triatleta nacional. Recientemente sufrió un accidente en bicicleta y con su testimonio pretende generar una sana convivencia en carretera.

CRC Endurance es una fundación que promueve el deporte como herramienta para empoderar a jóvenes talentos, maximizar sus habilidades y valores y convertirlos en líderes de sus comunidades.

Desde hace ocho años, aproximadamente, Argüello comenzó a practicar este deporte donde diariamente salía a la calle a realizar sus rutinas de atletismo y ciclismo.

Hace dos años, tuvo su primer accidente en carretera, cuando un automóvil trató de rebasarlo mientras montaba su bicicleta.
Una quebradura en la clavícula lo alejó de sus entrenamientos y por seguridad, decidió reducir sus prácticas en exteriores a dos días por semana.

En setiembre de este año, Cristian sufrió un segundo accidente por la imprudencia, o descuido, de un conductor. En esta ocasión, las consecuencias fueron una mano y una costilla quebradas, pero el resultado pudo ser peor.

El atleta conversó con ACCIÓN para dar testimonio de los peligros en carretera y del mensaje de seguridad vial que buscan fomentar con actividades como la ruta recreativa ‘Mi Familia Me Espera’ que se realizará este domingo 19 de noviembre en Momentum Lindora a partir de las 8 a.m.

ENTREVISTA

Cristian Argüello

Administrador de la fundación CRC Endurance

 

1. ¿Cómo quitarle el miedo a la población que practica deporte en carretera por la inseguridad?

Estoy justamente en esa posición como atleta. Como padre de familia, en mi caso responsable de una chiquita, y esposo, lo estoy pensando.

Le dije a mi esposa que iba a pensar qué hacer porque no puedo seguir exponiéndome en la calle, estoy en un ‘stand by’, es un tema complicado. Pero el beneficio sin duda es mayor que el obstáculo. Lo que el deporte hace por las personas definitivamente es más ventajoso que los peligros.

 

2. Luego del último accidente, ¿podrá volver a subirse a una bicicleta con tranquilidad?

Como atleta deseo salir pero aún no, porque si no mato a mi esposa del susto (risas). Ahorita entreno en la casa pero cuando vuelva a salir sí voy a estar intranquilo, con ojos en la nuca y cuando me pase un carro a la par, seguramente me asuste un poco. La única forma para sentirme tranquilo es si recibimos ayuda gubernamental. Las campañas son superpositivas pero no generan algo masivo.

 

3. ¿Hay prepotencia del conductor en carretera?

Siento que sí, hay abuso de fuerza e intolerancia. Ellos (conductores de auto) nos ven como un atraso.

 

4. ¿En el gremio de ciclistas y atletas también hay miedo de salir a las calles?

Sí, muchos amigos me han dicho que se ven reflejados en mí porque la mayoría también son profesionales, papás y esposos. Me dicen que antes de salir algunos se persignan, quizá con un poco de nerviosismo pero muchos también me motivan a salir de nuevo.

 

5. En su fundación trabajan con niños y jóvenes, ¿cómo motiva a un padre de familia para que su hijo participe, conociendo los riesgos?

El deporte es muy positivo, les enseña disciplina, a superar derrotas y habilidades blandas para la vida, entonces el enfoque es más integral.
Pero lógicamente se conversa del tema de la seguridad. Ellos siempre salen a andar en las calles y aprender a lidiar con los carros.

 

6. Hoy en día, ¿es irresponsable un padre de familia por enviar a su hijo en bicicleta a la calle?

Es un tema delicado y hay que poner todo en la balanza. No me imagino a mi hija Paulina, que aunque tiene cuatro años, pronto vendrá a decirme que ya tiene equipo de triatlón y quiere salir, seguramente me voy a aterrar (risas).

Pero conozco los beneficios de la disciplina y sobrepasan cualquier peligro.

 

Ver comentarios