Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Christiana hace campaña sin respaldo económico del Gobierno

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 26 julio, 2016

La principal carta de presentación de Christiana Figueres para la Secretaría General de la ONU, es el acuerdo de Cambio Climático que lideró el año pasado en Francia. Archivo/La República


La estrechez fiscal que vive el país evita que el Gobierno apoye financieramente la candidatura de Christiana Figueres como secretaria general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Hasta que se nombre al sucesor del surcoreano Ban Ki-moon, la Cancillería solo apoyará a la nacional con el recurso humano que tiene en las sedes diplomáticas.

Asimismo, se pretende reorientar las partidas que no se ejecuten del presupuesto actual, por lo que el apoyo “es modesto”, reconoce Manuel González, canciller de la República.

A diferencia de otros candidatos que tienen giras de promoción, comités con figuras de peso para hacer lobby, recepciones, almuerzos, regalos y grandes presentaciones, Costa Rica apuesta a su imagen internacional y al liderazgo ambiental de Figueres para ganar la contienda.{l1}christiana_figueres_exito_alcanzado_en_acuerdo_de_cambio_climatico_eleva_mis_posibilidades{/l1}

Sin embargo, esto no quiere decir que el Gobierno no esté comprometido con la candidatura de la nacional, aclaró González, quien recordó que el déficit fiscal se estima en un 5,9% del PIB, mientras que en los últimos años el presupuesto estatal se ha financiado en un 45% con deuda.

“En realidad lo que Costa Rica va a designar es recurso humano, no económico, ya que somos conscientes y cuidadosos del estado de las finanzas públicas, las cuales no están sanas y por eso hay restricciones como en estas”, agregó González.

En ese sentido, González espera que los diputados aprueben un presupuesto extraordinario en los próximos meses, en el cual se incluya una partida para Figueres, ya que el nombramiento de una costarricense en la Secretaría de la ONU le daría un gran prestigio al país.{l2}christiana_figueres_se_despidio_de_la_onu_y_agradecio_a_paises_miembros{/l2}

El jefe de la diplomacia nacional asevera que sí se visitará a los países indispensables del Consejo de Seguridad de la ONU, así como otros aliados.

La idea es que las cinco naciones con poder de veto que son Estados Unidos, China, Gran Bretaña, Rusia y Francia apoyen a la nacional y permitan ir quemando etapas.

Por el momento, Figueres ha costeado sus gastos con recursos propios, de familiares y donantes internacionales, quienes creen que su liderazgo en el tema ambiental, debe extenderse a la Secretaría de la ONU.

En las últimas dos semanas la costarricense ha visitado Estados Unidos, Francia, China y España, entre otros países y ha abogado por que se le dé la oportunidad de dirigir la ONU a una mujer por primera vez.

La principal carta de presentación de la nacional, es sin duda el Acuerdo de Cambio Climático de París de diciembre del año pasado, en el que 195 naciones acordaron reducir los gases de efecto invernadero.

"A lo largo de miles de años, le hemos impedido a la humanidad beneficiarse con el poder que trae el 51% de los que estamos en este planeta. La sociedad ha ido saltando con un solo pie, el pie masculino. Tenemos miles de años invirtiendo en la educación de los hombres, en sus posibilidades profesionales y su poder de decisión. Si a los progresos con un solo pie les agregamos un segundo pie, el femenino, podremos caminar con mayor balance, e incluso más rápidamente”, dijo Figueres esta semana en París.

A finales de la semana pasada, el Consejo de Seguridad de la ONU hizo una votación secreta para medir el apoyo que en estos momentos tiene cada uno de los 12 aspirantes.

En ese ejercicio, la nacional logró el respaldo de cinco países y el rechazo de igual número de naciones.

La votación se realiza para reducir poco a poco el número de aspirantes a uno razonable, incitando a los peor calificados a abandonar la carrera.

En los próximos meses, se llevarán a cabo varias rondas más para tratar de encontrar el candidato de consenso que, en octubre sería propuesto a la Asamblea General de la ONU.

Hasta el momento, el portugués António Guterres se destacó como el favorito, dijeron a las agencias internacionales diversas fuentes diplomáticas.

Guterres, antiguo alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, habría recibido el voto favorable de 12 de los 15 miembros del Consejo y fue el único que no registró ninguno en contra. Tras Guterres, se situó el expresidente esloveno Danilo Türk, que tuvo 11 apoyos.