China ataca al G-20 por proteccionismo en comienzo de cumbre
Xi Jinping criticó duramente a “grandes” países desarrollados que no identificó por avivar los riesgos geopolíticos instando a revertir la globalización y regresar al proteccionismo. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente chino, Xi Jinping, criticó a Estados Unidos por alejarse de la globalización, lo que expuso las tensiones antes de una reunión de líderes mundiales divididos en temas que van desde el comercio, al cambio climático o cómo hacer frente a las provocaciones de Corea del Norte.

En un discurso al comienzo de una de las cumbres más anticipadas del G-20 en años, Xi criticó duramente a “grandes” países desarrollados que no identificó por avivar los riesgos geopolíticos instando a revertir la globalización y regresar al proteccionismo. China y otros deben responder llenando el vacío de liderazgo y defendiendo sus intereses, señaló.

“Importantes países desarrollados han dado una marcha atrás significativa en sus posiciones sobre el comercio, cambio climático y otros asuntos”, dijo Xi antes de una reunión con los demás líderes del llamado grupo BRICS de grandes países en desarrollo. Estos acontecimientos afectan a los países del BRICS —Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica— e intensifican la necesidad de reforzar la coordinación “para hablar con una sola voz a fin de encaminar la economía mundial en la dirección correcta”, concluyó.

La cumbre subrayará las tensiones que están transformando la política global en tanto el mundo se ajusta al triunfo electoral de Trump el año pasado. Por primera vez en décadas, EE.UU. estará representado por un presidente que defiende el proteccionismo, lo cual obligó a Alemania y China a crear una alianza informal que defiende los méritos del libre comercio y la acción contra el cambio climático.

La agenda oficial de la cumbre estará dominada por discusiones sobre terrorismo, regulaciones financieras, comercio global, clima e inmigración. Pero el verdadero plato fuerte será la primera reunión entre Trump y Putin, que se espera dure unos 30 minutos. Los primeros meses del Presidente estadounidense en el cargo estuvieron dominados por los efectos de la intervención rusa en las elecciones de EE.UU. y las acusaciones de colusión entre funcionarios de su equipo de campaña y el Kremlin.

También habrá que seguir la reunión de Trump con Xi. Los cargos chinos adoptaron un tono optimista, pero los últimos comentarios de Xi subrayan cómo se está deshilachando la amistad entablada con Trump.

En última instancia, la tarea más difícil de la cumbre recaerá en Angela Merkel, en tanto intenta trascender las divisiones para producir un comunicado con el que todos estén de acuerdo. Por ejemplo, ella se muestra reacia a que EE.UU. quede demasiado aislado tras una cumbre del G-7 en Sicilia empañada por un fuerte desacuerdo entre Trump y los demás líderes por el cambio climático.

Ver comentarios