Foto 1
El comunicado no debería sorprender demasiado: refleja una nueva realidad estadounidense. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios