Foto 1
Uno de los mayores desafíos de Quincey es transformar a Coca-Cola desde un negocio de refrescos a una "empresa absoluta de bebidas". Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios