Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



GLOBAL


CEO de Coca-Cola: tecnología amenaza los hábitos de consumo

Bloomberg | Jueves 11 mayo, 2017

La tecnología está ayudando a Coca-Cola a reducir sus propios costos. Bloomberg/La República


Al mismo tiempo que James Quincey, CEO de Coca-Cola Co. se establece en su nuevo puesto, se enfrenta a un desafío del que la mayoría de sus predecesores nunca se preocuparon: la disrupción digital.

"Los consumidores están cada vez más comprando en línea, pasando más tiempo en aplicaciones móviles, y haciendo que los alimentos sean entregados a sus hogares. Y eso está afectando a Coca-Cola de una forma que usted no se imagina”, dijo Quincey en una entrevista en Atlanta.

Cuando los compradores dejan de ir a los centros comerciales y compran su ropa en Amazon, también dejan de comprar Coca-Cola en una máquina expendedora o en el área de comida. Así, mientras que la caída de los minoristas se ha enfocado principalmente en las cadenas de ropa en bancarrota y aparadores cerrados, una marca como Coca-Cola está también sufriendo.

Convertir a Coca-Cola en una ganadora de la era digital en lugar de otra víctima, es una prioridad clave para Quincey.

Los desafíos tecnológicos que enfrenta el ejecutivo de 52 años de edad, que tomó las riendas de Muhtar Kent el 1° de mayo, se agravan por una reacción negativa contra las bebidas azucaradas, la conmoción ha llevado al gigante del refresco a invertir en nuevas marcas como Suja Life y Aloe Gloe, que atraen a consumidores más conscientes de su salud.

Quincey también está recortando los gastos y recortando filas en sus plantas embotelladoras por todo el mundo en un intento de resurgir como una operación más sencilla y más enfocada.

Coca-Cola ha visto disminuir su acción un 3,8% en el último año. Esto se compara con una ganancia del 16% para el índice Standard & Poor’s 500.

Pero la tecnología es el enfoque principal para Quincey, un inglés que ha pasado más de dos décadas en Coca-Cola. Él busca modernizar la compañía de 131 años. El autoproclamado techie (entusiasta de la tecnología) conduce un Tesla y utiliza un escritorio de pie.

La tecnología está ayudando a Coca-Cola a reducir sus propios costos. Por un lado, la empresa ya no está construyendo software personalizado para ejecutar cosas como recursos humanos y pago de facturas, dependiendo en cambio de sistemas listos más baratos.

Los avances tecnológicos también han hecho que algunos trabajos en Coca-Cola sean obsoletos. La empresa está actualmente reduciendo 1.200 posiciones, en parte porque está recortando plantas embotelladoras.