Logo La República

Viernes, 1 de julio de 2022



NACIONALES


Costa Rica es el país de la OCDE con mayor tasa de desempleo para este grupo etario

Carencia de competencias condena a “millennials y generación Z” a no tener empleo

Formación STEM y tener inglés es la mejor receta para encontrar trabajo

Redacción La República redaccion@larepublica.net | Lunes 23 mayo, 2022

Ennio Rodríguez, Presidente del Colegio de Ciencias Económicas
“El país tiene cerca de 30 mil puestos de trabajo con buenos salarios, pero muchos jóvenes que podrían llenar esos puestos, no tienen las competencias”, dijo Ennio Rodríguez, Presidente del Colegio de Ciencias Económicas. Cortesia/La República.


La carencia de competencias en una carrera STEM -Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés – y la imposibilidad de hablar un segundo o tercer idioma, hacen que la gran mayoría de los jóvenes, entre los que se encuentran los “millennials y generación Z”, no consigan trabajo.

Lea más: Costa Rica es el país latinoamericano con mayor índice de desocupación juvenil

Y es que las necesidades de reclutamiento de las empresas no pueden ser llenadas por jóvenes que en su mayoría tienen estudios primarios o secundarios incompletos y que, además, tienen un manejo de inglés deficiente o nulo.

Esto ha hecho que Costa Rica sea el país de la OCDE con la mayor tasa de desempleo para las personas con edades entre los 15 y 24 años, ya que en nuestro país ese índice asciende a 40%, mientras que el promedio de esa organización es de 30%.

El grupo etario de los millennials incluye a personas que no han llegado a los 40 años, mientras que la generación Z suele tener menos apenas pasa los 20.

A los problemas entre la oferta y la demanda, también hay que agregar otras debilidades estructurales no resueltas como, por ejemplo, el hecho de que la gran mayoría de la inversión extranjera se concentra en el GAM, dejando a miles de jóvenes sin oportunidades laborales, así lo indica, Natalia Morales, investigadora del Estado de la Nación.

Por otra parte, el país no solo enfrenta el problema de los jóvenes que abandonan sus estudios actualmente y de quienes lo hicieron en los últimos diez o 15 años, sino el hecho de que no se ha ideado una política para que estas personas terminen su capacitación secundaria y estudien inglés o alguna tecnología, dijo Ennio Rodríguez, Presidente del Colegio de Ciencias Económicas.

Lea más: OIT catalogó iniciativa tica para reducir desempleo juvenil como ejemplo mundial

“El país tiene cerca de 30 mil puestos de trabajo con buenos salarios; sin embargo, tenemos una dinámica de mercado donde se está pidiendo además de los estudios secundarios concluidos, requisitos que no tienen estos muchachos, situación que abre las puertas a empleos dentro del sector informal, lo cual, genera el drama de la pobreza y la ausencia de pensión y seguro médico”, agregó Rodríguez.

Precisamente, un altísimo porcentaje de los hogares bajo la línea de pobreza, son liderados por personas que no terminaron la secundaria.

Otro factor que incide es la poca lectura o conocimiento del mercado laboral, lo cual, genera que muchos jóvenes decidan estudiar carreras que no necesariamente están orientadas a las necesidades del mercado y las organizaciones, según explica Amanda Arias, académica con permanencia en Administración de Negocios de la Universidad Fidélitas.

“No se tiene claridad de las condiciones y beneficios que rodean los puestos de trabajo a nivel general y esto pasa porque no toda la población tiene la oportunidad de recibir una formación técnica o universitaria que le facilite el acceso a opciones de empleo. En ocasiones los jóvenes desconocen dónde o con quién pueden recibir asesoría sobre el tema de inserción laboral. Esto incluye aspectos variados: cómo buscar empleo, elaboración del currículo, preparación ante un proceso de atracción y selección, desarrollo de marca personal”; recalcó Arias.

Esta situación se agravó con la pandemia, porque más jóvenes fueron cesados, debido a su ausencia de capacitación y experiencia, y costos inferiores asociados con despidos; además, muchos de ellos trabajan en ocupaciones afectadas por medidas de confinamiento, como en restaurantes, hotelería y comercio, explicó Silvia Castro, Presidenta de la Junta Directiva de Ulacit y de AmCham.


¿Qué hacer para disminuir la tasa de desempleo juvenil en Costa Rica?


Estas serían algunas de las decisiones que deben de tomar para revertir el problema, según el Estado de la Nación.

  • Mejorar la calidad de la educación, impulsando la capacitación de un segundo idioma y las habilidades STEM
  • Apoyar la generación y sostenibilidad de buenos emprendimientos productivos
  • Implementar políticas de fomento productivo y laboral entre la economía más tradicional y la “nueva”, ajustadas a las necesidades de los territorios
  • Creación de una Política de Empleo con enfoque de género y de juventud, que vincule más la oferta y la demanda laboral
  • Consolidar una red de cuido con enfoque universal
  • Identificar los sectores con más oportunidades de crecimiento económico y de generación de empleo


NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.