Macarena Barahona

Enviar
Jueves 13 Diciembre, 2007

CANTERA

Macarena Barahona

El próximo lunes 17 de este mes en el Centro Cultural Mexicano, la Editorial de la Universidad Estatal a Distancia y el Ateneo de Costa Rica presentan la novela “El Huerto Interior”, de Luis Barahona Jiménez.
Después de 20 años, el tiempo donde las generaciones abren y cierran los ocultos pasajes al tránsito de la vida, conoceremos esta inédita y novel obra de mi padre, que concluyó pocos días antes de morir.
La vida de su personaje principal, Juan, en sus derroteros y destinos por los difíciles caminos de Latinoamérica en las dolorosas décadas del siglo XX, es, en las palabras de papá, “una especie de testigo de sus 40 años de producción intelectual. Una especie de introducir en escena, mediante la ficción, lo vivido”.
Heredero de las enseñanzas de monseñor Sanabria, de Mario Sancho, de los clásicos de la filosofía, mantuvo la disciplina y la pasión que le permitieron leer la historia universal desde el siglo XIV, la filosofía y la literatura de todos los tiempos.
Primer filósofo graduado, que imparte lecciones en la pionera Escuela de Filosofía de la recién fundada Universidad de Costa Rica. Institución a la que sin dudar, dejó lo mejor de su vida, en la esplendidez de la docencia y la investigación.
Veinte obras publicadas y varias inéditas, su vida como ejemplo de ese Juan que busca encarnado en un quijote latino, guerrillero, apasionado y profundo; el alma subyugada de todo latinoamericano que ama la libertad, y comprende al ser humano que se forja en nuestras generaciones anteriores y se confunde en estos portales del destino siempre unido de Latinoamérica.
A las palabras de esta visión: “Es sufrido, demasiado sufrido, su temple es heroico; la pobreza, la enfermedad, la falta de alimentos, las grandes incomodidades, soportadas en sus viajes para buscar trabajo, todo cuanto constituye su patrimonio doloroso no alcanza a desesperarlo. Mucho, muchísimo adoctrinamiento cristiano en el dolor, es lo que mantiene este silencio, esta calma, este dejo de alegría atenuada que vive nuestro trabajador…”.
Y la vida de Juan, como la de Luis Barahona Jiménez, es la cristalización de la responsabilidad generacional en la transformación de la injusticia y la miseria del cuerpo y del espíritu.
Es la transformación de lo continuo en nuestra PatriaAmericana, es la aún apremiante, búsqueda de esas libertades y justicias.
Los invito, lectores, a participar de esta presentación, pero aún más, a buscar esta novela y disfrutar de la intensidad literaria de mi padre, en este fin de año.