Enviar
Caen golfistas estadounidenses

Europa batió después de seis años y cuatro tentativas a las mejores golfistas estadounidenses en la Solheim Cup, la versión femenina de la Ryder Cup que se disputó en Killeen Castle (Irlanda).
Desde 2005, Estados Unidos mantenía una hegemonía ininterrumpida. Las europeas, capitaneadas por la inglesa Alison Nicholas, rompieron ese monopolio bienal y volvieron a levantar el trofeo ocho años después, desde Suecia 2003, con un marcador de 15 a 13 puntos.
El golf femenino reivindicó ayer un sitio entre las grandes competiciones. La emoción e incertidumbre de la Solheim, bajo el formato ‘match play’ (por hoyos), llegó a la máxima expresión pues la contienda no se resolvió hasta el hoyo 18 de los tres últimos partidos de individuales.
La noruega Suzann Pettersen, la sueca Caroline Hedwall y la española Azahara Muñoz se convirtieron en las protagonistas finales de un desenlace incierto.
Pettersen venció a Wie, Hedwall empató gracias a ganar los hoyos 17 y 18, y Muñoz se llevó su punto también en el hoyo 18 frente a Angela Stanford. Todo quedó resuelto en el hoyo 18 y después de que las europeas remontasen un marcador que se había colocado adverso (11,5 a 12,5).
Cuando la malagueña Muñoz, de 24 años y debutante, dejó su partido en el hoyo 17 para, al menos, empatar, la sueca Hedwall logró igualar el suyo en el 18 frente a Ryan O'Toole. Europa había certificado en ese instante su triunfo.
Muñoz pegó un soberbio segundo golpe, mientras su rival se batía por la hierba alta circundante al ‘green’. O'Toole entendió que su rival tenía el punto en la mano y, ante la derrota matemática, se entregó ante la joven española.
Muñoz se convirtió en una de las figuras del equipo europeo que, por fin, conquistó la Solheim Cup tras sus derrotas en las tres últimas ediciones.

Madrid
EFE

Ver comentarios