Cae el telón
Enviar

Cae el telón

Con la suerte echada en el Este y un único campo en el Oeste, la temporada acaba este miércoles

201304142244230.a2.jpg
Clasificados o no para el play-off, la vida sin Kobe para los Lakers supone una obligación de reinventarse para reverdecer viejas glorias.AFP/ Isaac Baldizon/ La República
Se agotó el tiempo en la temporada regular de la NBA y básicamente todos sus cañones apuntan al sábado cuando arranquen los play-offs que definirán hacia principios de junio quién sale con el anillo de campeón, pero antes queda un par de asuntos importantes por resolver.
La guerra entre los Lakers de Los Angeles y el Jazz de Utah por tomar el octavo y último boleto a la postemporada es tal vez el hecho que roba la mayor cantidad de miradas. Primero por tratarse de los angelinos que siempre darán de qué hablar y segundo porque su lucha es contra un equipo teóricamente inferior.

Todo hace indicar que será hasta el miércoles cuando se defina el clasificado y, aunque en este momento el quinteto amarillo está un juego arriba sobre los de Salt Lake City, enfrentan dos grandes dificultades, un calendario más complicado ante mejores equipos como Spurs y Rockets y la pérdida de su icono, Kobe Bryant por lesión.
La salida de Kobe, quien estará lejos de seis a nueve meses por una rotura del tendón de Aquiles, es un gancho al hígado para el conjunto de Mike D´ Antoni, en esta temporada “Black Mamba” apenas se perdió dos juegos en todo el año, por lo que no puede saberse cómo reaccionará el equipo ante esto.
También pesa el enfrentar a rivales tan duros como Spurs (en una franca lucha con Thunder por el mejor récord de conferencia) y sacarse el chip de la tragedia de inmediato ante uno de los cuatro mejores equipos de la liga hoy por hoy.
La ventana de la oportunidad acá se abre para Utah, quien aunque visita a Minnesota hoy, estos ya no pelean por nada, por lo que es factible suponer que los de Tyrone Corbin ganen y lleven el asunto a definir hasta pasado mañana.
Este 17 será la guerra campal, Lakers se enfrenta a Rockets, ya clasificado y con un encendido James Hardem, quien se ubica entre los cinco mejores promedios de anotación este año (26 ppp), apenas un punto abajo del mismo Bryant.
Utah se la verá con Grizzlies, quien pelea codo a codo con Clippers por el cuarto puesto de la conferencia, el cual dará a aquel que lo consiga la ventaja de localía para la serie que muy probablemente jugarán entre sí en la próxima fase. A Memphis solo le sirve el triunfo, ya que el desempate favorece al otro conjunto angelino.
En el Este, ya sin nada por definir, con todos clasificados y las series prácticamente pactadas, todos piensan en postemporada. El Heat de Miami y los Knicks de New York sacan la ficha de favoritos.
Las dudas surgen si los neoyorkinos u otro plantel tienen lo necesario para excluir a la pléyade de la ciudad del sol, en un camino que muchos apuestan sería sin contratiempos a las finales para el conjunto de Mike Spoesltra.
Los choques serían Heat–Bucks, mientras que Knicks se vería con unos alicaídos Celtics, aún resentidos de la salida de Rajon Rondo, mientras los Pacers se la verían con los Bulls de Chicago, que aunque ocupan el sexto puesto los invictos arrebatados a Miami y a Nueva York lo muestran como un rival de mucho cuidado.

Sergio Alvarado
Para La República

 


Ver comentarios