Cada vez más duro
Pablo Rodríguez, uno de los candados isidreños, buscó cortar un servicio del brumoso Esteban Sirias. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Cada vez más duro

Los brumosos con un hombre menos sacaron sufrido empate del Labrador

El inicio aplastante del Cartaginés, que a la cancha que llegaba se quedaba con los tres puntos, está teniendo un alto, y es que ahora, aunque no pierde, tampoco gana. Uruguay de Coronada le quitó dos puntos.

201302242333010.a55.jpg
De las victorias consecutivas, de la alegría extrema, del arranque soñado, Cartaginés ha pasado a dos empates, la semana pasada ante Santos y esta ante los lecheros, en la que se escaparon de sufrir la primer derrota.
Y es que tras lo que mostraron en el arranque los pupilos de Javier Delgado, los rivales los estudiaron con lupa, saben cómo frenarlos y en el caso de los uruguayos, cómo atacarlos para hacerles daño.
Lo primero que han hecho es controlar al cerebro, al motor de la media cancha, a Mauricio Castillo, y con eso la mitad del trabajo está logrado, a lo que se le suma aniquilar las bandas, donde antes Carlos Johnson y Esteban Sirias hacían fiesta.
Uruguay hizo todo muy bien y por eso casi gana, sobre todo que desde el minuto ocho ya estaba arriba en el marcador tras un tiro de esquina que ejecutó Johan Condega, y con total autoridad y dominio aéreo, conectó Roy Myrie para vencer a Luis Torres.
El partido fue abierto y Danny Fonseca pegó el primer aviso con potente remate de tiro libre que le calentó las manos a González, quien desvió de gran manera, al igual que lo hizo cuando José Villalobos Chan remató de cabeza.
El 2 a 0 no se dio porque Torres voló como un pájaro para quitarle el gol a Dave Myrie, con lo que se llegó al final de la primera parte.
Carlos Watson refrescó la medular con la llegada de Marvin Angulo. Le ayudó que apenas al minuto 47 se fue expulsado Carlos Johnson, lo que le dejaba la mesa servida para acabar con el invicto azul.
Y es que Uruguay la tuvo para liquidar, porque mientras Delgado acomodaba su equipo, dejaron ir al menos otros dos goles, en piernas de Erick Scott y de Keylor Villegas, quien con todo el marco al frente remató desviado.
Y eso ante un equipo que anda bien no se puede hacer, a Cartaginés no se le puede dar aire porque no perdona y menos que su entrenador fue por el empate al hacer ingresar a Iván Pailos.
Y se dio la igualada, especialidad de la casa, centro de Sirias, la ganó en el área el corpulento uruguayo y se la dejó a Paolo Jiménez, quien con clase tocó para vencer a Ricardo y sellar el empate a un gol.

Cristian Williams
[email protected]


 

Ver comentarios