Britney, ¿presidenta?
Enviar
Britney, ¿presidenta?

Carolina Barrantes
[email protected]

Pocas medidas económicas o políticas, pero sí muchos gustos en comida y paseos es lo que promovería Britney Spears si fuera presidenta de Estados Unidos.
La intérprete leyó en el programa televisivo de David Letterman, el “top ten” de las actividades que impulsaría como mandataria.

Luciendo un cuerpo escultural, un biquini negro y una flor en su cabello, afirmó que las primeras decisiones que tomaría es “dar tarta gratis para todos” y hacer “vicepresidente” a su compatriota P. Diddy.
También invadiría solo lugares divertidos como Cabo San Lucas, y promovería que los presidentes se tengan que cambiar de vestuario en las pausas de las ruedas de prensa.
Spears también buscaría sacar a Osama Bin Laden de su escondite con su nuevo perfume Circus Fantasy.
Para culminar su plan de gobierno, colocaría su sala de crisis en una cabaña en el Palms Casino de Las Vegas así como un bar de copas en la luna al final de esta década.
Sumado a ello, haría que los medios le prestaran “algo de atención a ella”, y pediría que el continente americano “tuviera una estrategia fiscal más coherente”.
Las declaraciones de la intérprete surgen en momentos en los que recibe críticas positivas sobre su figura y su anterior gira “Circus”.

Ver comentarios