Bélgica, regreso con agonía
Dries Mertens celebra el gol que le dio a Bélgica el triunfo ante Argelia.Gabriel Bouys-AFP/La República
Enviar

Bélgica, regreso con agonía

Los suplentes Fellaini y Mertens dan el triunfo a los belgas ante la aguerrida Argelia

Bélgica debutó en el Mundial con un difícil triunfo ante Argelia (2-1) en un ajustado partido que resolvieron dos goles de jugadores suplentes ante un voluntarioso rival que se puso por delante en el primer tiempo.

201406172211190.a55.jpg
Marouane Fellaini y Dries Martens, que empezaron el duelo en el banquillo, marcaron los tantos belgas en los últimos 20 minutos de juego y revirtieron el gol de penalti de Sophiane Feghouli a los 25 minutos.
Bélgica, la selección más joven del Mundial y plagada de figuras, tuvo más problemas de lo previsto ante una Argelia agazapada en defensa.
El equipo africano tocó el balón y presionó en los primeros minutos, aunque rápidamente atrasó sus líneas y esperó a los belgas con los 11 hombres en su propio campo.
Hazard buscaba buenas líneas de pase por la banda izquierda y el centro del ataque, pero Argelia taponó las vías de juego con una presión asfixiante sobre Dembele y Witsel en la medular.
Atrincherada en labores defensivas, Argelia apostó su caudal ofensivo a los contraataques de sus rápidos delanteros. En el minuto 18, Mahrez ganó por velocidad a Van Buyten pero su disparo salió muy desviado.
En la otra área, Witsel lo intentó un par de veces desde lejos, ante la imposibilidad de adentrarse en la telaraña de los argelinos, que en otra acción rápida se plantaron en el área y Vertonghen agarró de la camiseta a Feghouli. El árbitro mexicano Marco Antonio Rodríguez decretó penalti.
El valencianista Feghouli batió desde los 11 metros a Courtois con un disparo que engañó al joven arquero.
El gol en contra obligó a los belgas a redoblar sus esfuerzos.
La ocasión más clara para el conjunto belga llegó poco antes del descanso. Hazard combinó bien con Chadli, que quedó en una excelente posición de tiro dentro del área, pero disparó flojo.
En el segundo tiempo Bélgica apretó en busca del empate con varios balones aéreos para aprovechar la altura de sus jugadores. Wilmots movió el banquillo de salida y a la postre le dio sus frutos.
De Bruyne puso un centro al área argelina y Fellaini, que había entrado a la cancha poco antes, conectó un potente cabezazo que acabó al fondo de la red tras tocar el larguero.
Los cambios dieron un nuevo brío a Bélgica, que a diez minutos del final marcó el gol del triunfo. Hazard comandó un rápido contraataque y dio un pase magistral a Mertens, que fusiló al arquero argelino con un trallazo.
Fellaini estuvo a punto de firmar un doblete con un nuevo cabezazo que debuto M'Bolhi. Al final se mantuvo el 2-1 y Bélgica pasó más apuros de los previstos.

Belo Horizonte (Brasil) /EFE

Ver comentarios