Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


BCR absorbería Bancrédito: ¿Daño o beneficio?

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 30 abril, 2018



Una de las cosas que tendrá que ver la próxima Asamblea Legislativa empezando sus funciones es apoyar o negar el proyecto de ley para la absorción de Bancrédito por parte del Banco de Costa Rica.

Ya la semana pasada el proyecto liderado por Ottón Solís entró a comisión para promover esta absorción como ley, lo que haría que el BCR aumente su patrimonio en cerca de ¢25 mil millones.

La motivación del BCR recae en aumentar negocios relacionados con la provincia de Cartago, aumentar su patrimonio, los inmuebles que posee Bancrédito, la administración del impuesto de salida del país, entre otros, indicó Douglas Soto, gerente del BCR.

Hace dos semanas el BCR y la interventoría de Bancrédito suscribieron un Convenio de Cooperación para que el patrimonio de la entidad no se deteriore más.

La pregunta que se pueden hacer muchos es por qué hasta ahora, por qué no cuando ya se escuchaba la problemática de insolvencia de la institución.

Lea más: Fitch: Intervención de Bancrédito sin impacto en banca estatal



Motivación de la absorción

El motivo para el BCR de absorber Bancrédito es principalmente la posibilidad de ampliar negocios en la zona de Cartago, indicó el gerente de la institución.

Para ellos, son importantes los activos que tienen actualmente entre edificios, software, la administración del impuesto de salida, así como la administración de las tiendas del IMAS y los créditos que todavía administran por ¢94 mil millones (bajó en ¢327 mil millones en un año).

Además, con la absorción el patrimonio del BCR (hoy cerca de los ¢500 mil millones) aumentaría en ¢25 mil millones, un 5% de aumento.

Es tanta su motivación que estarán ayudando al interventor Marco Hernández en la administración de los activos del banco, para que el patrimonio de Bancrédito no se desmejore más de lo que ya ha sucedido.

Solo para salvaguardar el pago de cesantías y sueldos de sus anteriores 300 empleados, a finales del año pasado se había consumido cerca del 40% del patrimonio de la entidad intervenida.

Lea más: Conassif ordena intervención de Bancrédito



¿Daño o beneficio para el BCR?

Hay versiones encontradas sobre si lo que hace el BCR al tratar de absorber a Bancrédito es bueno o malo para la institución.
Lo malo que ven, es que la acción de la absorción es tarde, era mejor antes, cuando el manejo del patrimonio se hubiera tratado de forma más estratégica, sin dejar perder casi un 40% de este.

Incluso vender una parte importante a otras instituciones o simplemente activos que no tienen que ver con la intermediación financiera, como las propiedades.

A mayo de 2017, Bancrédito inició su proceso de salirse de la banca comercial, su negocio de intermediación financiera estaba terminando, logró colocar parte de su cartera de crédito, dejó de operar sus sucursales, desconectó las tarjetas de crédito y liquidó a cerca de 400 colaboradores.

Lo bueno es principalmente que absorberían sin tener tanta “grasa” respecto a gastos administrativos, entre estos los empleados que antes eran 300 y hoy son solo 50.

¿Qué sigue?

Ya sin tiempo en esta Asamblea que deja mañana sus funciones, habrá que esperar a que los nuevos diputados o el nuevo gobierno convoquen este proyecto de ley promovido por Ottón Solís.

El mismo dejó la subcomisión y está listo para ver mociones, así como ir a consulta a diversas instituciones, entidades financieras, autoridades, en especial cualquier interesado, para debatir sobre los alcances.



¿Por qué cayó Bancrédito?

Son varios los problemas que presentó Bancrédito desde inicios de esta década que lo llevaron a esta problemática.

  • Perdió la administración de dinero de Banca para el Desarrollo del Peaje Bancario, que fue adjudicado en 2013 al BCR.
  • Con esa administración Bancrédito tuvo utilidades de hasta ¢5 mil millones en 2012, y para 2013 bajó en casi 40%.
  • Varios créditos malos de alto costo significaron pérdidas importantes en la cartera, algo que afectó también su costo financiero.
  • A junio pasado, el saldo de atraso de pago de más de 90 días y en cobro judicial era de ¢13 mil millones, para finales de 2017, esa cifra superaba los ¢42 mil millones.
  • Su estructura administrativa (empleados) era muy alta, para muchos especialistas. Bancrédito llegó a tener casi 700 personas en su nómina.
  • A diciembre llegó a tener seis meses seguidos con pérdidas, lo que detonó en la intervención por parte de Conassif el 22 de diciembre pasado.

Minientrevista a Douglas Soto, gerente del BCR

“Nuestro motivo es ampliar negocios, vemos una oportunidad”

¿De dónde sale la idea de la absorción?
Cuando se da la intervención del Banco Crédito Agrícola, Sugef llega a la conclusión de que este es un caso distinto al del Banco Anglo, y que este es rescatable. Ellos piensan que cualquiera de los dos bancos, tanto Nacional como el BCR, deberían absorberlo.
Apenas nos dimos cuenta de esta noticia, nos apersonamos y nos fuimos a reunir con don Marco Hernández que es el interventor para indagar las condiciones de cómo está el BCR.
Ahí entonces mostramos interés y decidimos junto con ellos colaborar en la realización del proyecto de ley para que el BCR absorba al Banco Crédito Agrícola de Cartago.

¿Cuál es el motivo?
El motivo es porque vemos que con esto podemos ampliar los negocios en la zona de Cartago, pues tiene ciertos activos que nos interesan, como los edificios, parte del software, y varios negocios, como la administración del impuesto de salida, las acciones con IMAS.
Esto hace que la oportunidad para ampliar los negocios, en especial en esa zona, crezca, todo esto lo elevamos a la junta directiva, ellos nos dieron su apoyo.

¿Cuál ha sido el camino?
Nos reunimos con Ottón Solís y él nos mostró su apoyo, incluso el pasado 24 de abril se votó en subcomisión y ya pasó a la comisión. Este es un proyecto que inició don Ottón y luego con base en este de forma conjunta con Sugef, nosotros hicimos observaciones y al final esto fue lo que salió.
Ahora este proyecto irá a consulta a las partes interesadas, como las entidades financieras, municipalidades, Hacienda, Sugef, y cualquier otra entidad que la comisión indique que esté interesada en el proceso.
A la próxima Asamblea Legislativa le tocará votar el proyecto.

 


NOTAS RELACIONADAS


Bancrédito: ¿transformarlo o ponerle candado?

Lunes 05 junio, 2017

Plan de acción deberá presentarse antes del 16 de junio