Bayern logró su revancha
El grito de Arjen Robben tras su tardío gol sella uno de sus sueños, “finalmente he ganado la Liga de Campeones, no puedo describir lo que siento”. Andrew Yates-AFP/La República
Enviar

Bayern logró su revancha

Bávaros se alejaron del estigma de perder tres finales en Liga de Campeones

El júbilo en los rostros de los jugadores del Bayern Munich iba más allá de la natural emoción por ganar un título y proclamarse por quinta vez campeones de Europa, ante sus compatriotas del Borussia Dortmund.Con el pitazo final, el equipo rojo saldó una deuda que mantenía muy incómoda a la planilla, en tres años habían estado presentes en dos finales (2010 y 2012) de las cuales en ambas salió dolorosamente derrotado. Ya no se podía perder más, según explicó su capitán Philipp Lahm a la televisión alemana.“Ha sido un alivio. Si uno pierde por tercera vez una final de Liga de Campeones no sabes si tendrás la oportunidad de ganar de nuevo. Por eso la presión fue enorme y eso se notó al comienzo del partido”, dijo Lahm en declaraciones a la Segunda Cadena de la Televisión Alemana (ZDF).Para el equipo muniqués, esa no fue su única revancha. Una especie de justicia poética le hizo anotar el gol del triunfo en los instantes finales del juego, periodo en el que una vez perdió, cuando en 1999 recibió dos tantos del Manchester United en tiempo de descuento, en la recordada final de Barcelona.

Otro que obtuvo su desquite personal fue el holandés Arjen Robben, quien salió como la gran figura tras su gol de último minuto. El volante ha sido etiquetado como el que falla en los momentos grandes e incluso se recuerda como el que falló el penal en la tanda que definió el cetro el año pasado ante Chelsea.“Tras la decepción del año pasado y la de 2010, y también el Mundial para mí, son tres finales y no quieres ganarte el sello de perdedor. Por fin lo hemos conseguido y podemos olvidarnos de las otras. Ha sido una sensación de 'fin', es increíble, estoy muy contento” indicó Robben.Los jugadores del Bayern destacaron la dureza del juego y que el Borussia los exigió al máximo.“Los primeros 30 minutos han sido muy complicados. Los partidos ante el Dortmund siempre son muy difíciles porque es un gran equipo. Hemos creído y nunca nos hemos rendido”, destacó el francés Frank Ribery a UEFA.com.El siguiente objetivo de los bávaros se centra ahora en ganar la copa alemana, que de conseguirlo, los haría acreedores del triplete europeo, tras ganar la Bundesliga y ahora la reciente Liga de Campeones.

Sergio Alvarado
Para La República


Ver comentarios