Bayern demolió al Barça
Completamente solo se encontró Mario Gómez frente al marco de Víctor Valdés para marcar el segundo gol de su equipo.ODD ANDERSEN-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Bayern demolió al Barça

La máquina alemana venció 4-0 al conjunto catalán y acaricia la final

El Bayern de Múnich es una máquina que aplasta y destroza sin importar el oponente, su última víctima, Barcelona, el mejor equipo de los últimos años, quien era llamado a detenerle.
No pudo Lionel Messi y compañía, que por el suelo o por los aires, vieron cómo poco a poco el buque dirigido por Jupp Heynckes encarrilaba la victoria que terminó en goleada (4-0).
Apostó el Barça a la posesión del balón, su manual, el que siempre maneja, y le funcionó en el comienzo.
Sin embargo, a la primera, cuando el Bayern logró apropiarse del esférico, como su libro también lo demuestra, fue de inmediato a buscar el área rival. El holandés Arjen Robben probó a Víctor Valdés.
Pasaron 20 minutos sin que la historia cambiara mucho, los catalanes tenían su preciado don, el esférico y la rotaban de un lado a otros.
El Allianz Arena comenzaba a inquietarse, no era normal que su equipo dejara pasar tanto sin claras opciones, tampoco sin tener el dominio del balón.
Hasta que empezaron a crear más presión, recuperaban rápido y volvían a buscar el marco de Valdés.
Los saques de esquina se hacían más frecuentes, el Barça sufría defendiendo las jugadas aéreas —reclamaron por ahí un par de manos de los catalanes— y así llegó el 1-0. Tras el cobro, Robben recogió el rebote y envió a la derecha, donde Dante cabeceó y Müller con la testa también, venció a Valdés.
Después llegó la única opción de los españoles en todo el partido, centro de Pedro Rodríguez que Dante desvía lo suficiente para que Messi no pueda llegar.
Fue la solitaria aparición del argentino en el juego, que comenzó detrás de Alexis Sánchez y estuvo tan gris como su equipo. Además, dejó la duda de si Messi está totalmente recuperado.
Se fue al descanso el Barcelona con 1-0 en contra, que pensando en el partido de vuelta en el Camp Nou era un buen negocio.
Sin embargo, la segunda parte no pudo empezar peor para los dirigidos por Tito Vilanova. Primera vez que el Bayern tuvo la pelota generó un saque de esquina y ahí cayó el 2-0. El centro lo hizo Robben desde la derecha, Müller desvió y Mario Gómez, en claro fuera de juego, definió a puerta vacía.
Trataba de sacudirse el Barca y Bartra pudo descontar, pero mandó el balón a las nubes y quien no perdonó fue Robben tras una jugada de Ribery, donde Müller se interpuso en el camino de Jordi Alba.
Perdido el Barcelona en el césped alemán llegó el cuatro, en una muy buena acción de velocidad que centró Alaba y llegó a cerrar Müller.
Viajará el Bayern con medio boleto en el bolsillo al Camp Nou, donde el Barça buscará un milagro que lo lleve a Wembley.

201304232157120.a11.jpg

Dinia Vargas y EFE
[email protected]


Ver comentarios