Enviar
Barcelona levantó la Copa

Valencia
EFE



Un impecable Barcelona dio el primer paso hacia el triplete al que aspira en la presente temporada y ganó la Copa del Rey ayer, tras truncar con autoridad el sueño copero del Athletic de Bilbao, que se quedó sin opciones tras el arranque espectacular de su rival.
La guinda al buen inicio del Athletic fue el gol de Toquero en una jugada a balón parado. Yeste sacó un córner a la izquierda de Pinto y el delantero vasco remató impecablemente al fondo de la portería de Pinto para el 1-0, en el min. 9.
El tanto dio paso a los mejores momentos del Athletic, sólido en defensa, intenso en el centro del campo y acertado en la pelea de sus dos atacantes ante la defensa rival.
Barcelona estaba desconcertado. No tenía la salida de balón que le caracteriza y la conducción individual de la pelota no le daba resultado, lo que no impidió que en una acción aislada, Eto’o se quedara solo ante Iraizoz, pero Amorebieta desbarató la oportunidad del equipo catalán.
El primer síntoma claro de recuperación del Barcelona llegó con el gol del empate. Touré Yayá, a los 32 minutos de partido, ofreció una arrancada espectacular en la que superó a tres jugadores rivales y lanzó un potente disparo raso que se coló a la izquierda de Iraizoz para el 1-1, en el min. 32.
El empate hizo que el Barcelona se creciera, volviera a ser el que se esperaba y propició los peores minutos del Athletic en el primer periodo.
Para el complemento, Barcelona completó la línea ascendente del tramo final del primer periodo y se adueño del encuentro por completo.
Gracias a ello, en tan solo dos minutos metió dos goles, el primero de Messi al min. 55, y luego Bojan en el min. 57 para el 3-1 y poco después, en el min. 64, Xavi estableció el 1-4, definitivo.
Ver comentarios