Bank of America prevé alza del oro a $1.400 por tasas bajas
El oro subió un 12% este año en la medida que el dólar se debilitó. Bloomberg/La República
Enviar

El oro se encamina a un máximo de cuatro años de $1.400 la onza a comienzos del año próximo, impulsado por las tasas de interés estadounidenses a largo plazo más bajas y la falta de avances en las reformas económicas anunciadas por el presidente Donald Trump, según el responsable global de investigación en materias primas de Bank of America Merrill Lynch.

Los precios también subirán en dólares dado que un cambio de los ciclos económicos entre Estados Unidos y Europa fortalece al euro, dijo Francisco Blanch en una entrevista telefónica. La Reserva Federal no está ajustando tan rápido como se esperaba, y el Banco Central Europeo se apresta a comenzar la retirada progresiva de los estímulos, de modo que “parte de esto lleva finalmente a un euro más alto, combinado con tasas a largo plazo más estancadas en Estados Unidos, y eso es un viento a favor para el oro”, señaló.

El oro subió un 12% este año en la medida que el dólar se debilitó, la turbulencia en la administración Trump enfrió el optimismo con respecto a las reformas y las tensiones con Corea del Norte generaron temores de conflicto.

Los administradores de fondos elevaron las apuestas netas alcistas a los futuros en Nueva York hasta su nivel más alto desde octubre, mientras que el multimillonario Ray Dalio, que encabeza el fondo de cobertura más grande del mundo en Bridgewater Associates, recomienda a los inversores que consideren colocar no menos del 10% de sus activos en oro.

Las subidas al inicio de la curva de rendimiento “contrastan con lo que viene pasando en la parte final”, comentó Blanch. Mientras tanto, “el BCE se está embarcando en un ciclo de ajuste, sin haber resuelto las cuestiones estructurales dentro de la eurozona. O sea que, desde la perspectiva del oro, estamos frente a un ciclo en el que quizás hayamos visto los mínimos hace unos meses y ahora probablemente ingresaremos en un camino más fuerte”.

El oro de contado superó brevemente $1.300 la semana pasada después de caer dos veces este año, y se negociaba a $1.286,67. Blanch se suma a las voces que esperan precios más altos. Evgeny Ananiev, responsable de metales preciosos en VTB Capital JSC, una unidad del segundo banco más grande de Rusia, expresó en una entrevista este mes que los precios podrían alcanzar $1.400 para finales de año debido a las tensiones con Corea del Norte y las compras de India y China.

Otros catalizadores que podrían hacer subir el dólar son un giro en los mercados bursátiles estadounidenses que han alcanzado récords este año y una persistencia de la inflación baja en Estados Unidos, que puede llegar a aminorar las probabilidades de otros aumentos en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal.

Los inversores también estarán atentos a una reunión anual de banqueros centrales mundiales en Jackson Hole, Wyoming, en agosto para tener pistas sobre la política monetaria. Janet Yellen, + presidenta de la Fed, y Mario Draghi, presidente del BCE, se cuentan entre los oradores.


Ver comentarios