Enviar
Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central, dice que su deber es velar por la estabilidad financiera y monetaria
Bandas cambiarias sostienen la inflación
Lo que afecta el crecimiento no solo tiene que ver con el sistema de bandas, defiende el jerarca

El mantenimiento del sistema de bandas ha sido criticado por parte del sector empresarial y analistas económicos, indicando que el Banco Central ha tenido solo como meta el control de la inflación y ha descuidado el crecimiento.
Rodrigo Bolaños, presidente del ente emisor, reconoce que hay sectores afectados, pero recuerda que el Banco debe velar por la estabilidad financiera y monetaria, de acuerdo con lo dicho en una entrevista hecha recientemente, y de la que presentamos un extracto.

¿Se ha preocupado el Banco Central más por la meta inflacionaria, que por crecimiento económico?

La Ley del Banco Central, como uno de los objetivos establece velar por la estabilidad externa e interna.
También atiende otros objetivos relacionados con el crecimiento, con tener un sistema financiero eficiente, con el adecuado manejo de las reservas internacionales y con tener un buen sistema de pagos.

¿Es la inflación la prioridad?

Lo que quiere decir y así lo ha interpretado el Central es que en la medida en que las circunstancias lo permitan hay que dar preferencia a esa estabilidad.
La (estabilidad) interna, manteniendo una inflación lo más baja posible, y la externa, manteniendo estabilidad en balanza de pagos.
En ese sentido, el Banco lo que ha venido haciendo es aprovechar las circunstancias que se han dado.
Por un lado, ha habido una importante reducción en el tamaño de las pérdidas, y por otro, ha habido un mayor control monetario gracias al sistema de bandas, para bajar la inflación. Hemos logrado cumplir lo previsto en la revisión del programa macroeconómico.

¿Dónde queda el tema crecimiento?

Hay que tener presente el contexto en que se desarrollan la economía mundial y la costarricense, que está muy integrada a la primera.
Si bien ha habido recuperaciones con tasas positivas de crecimiento en buena parte del mundo, y que ha ayudado a que Costa Rica también registre tasas positivas en relación con el PIB —que va ser del 4% para 2010—, hay que considerar que son aún moderadas, sobre todo tomando en cuenta que tenemos niveles de actividad económica bajos.
Hay mercados importantes para nosotros como el de Estados Unidos, el de Europa, los de Centroamérica que no tienen una recuperación como se preveía

¿Hasta qué punto el manejo cambiario afecta?

Uno no puede decir que todo lo que está pasando con el crecimiento tiene que ver con el sistema de bandas cambiarias. Sí hay una revaluación del colón y eso está afectando algunos sectores. El tipo de cambio es más volátil, pero creemos que la estrategia está dando resultados al Banco Central.

Hay críticas sobre el sistema de bandas, ¿llegó el momento de cambiar el?

Este sistema es un paso intermedio para llegar a una flotación, y por el momento esa seguirá siendo la estrategia y todavía no hay una fecha definida para hacer cambios. Igual se ha dicho que hay que avanzar en algunas áreas, como en los mecanismos de cobertura para que las empresas y personas puedan manejar el mayor movimiento cambiario.

Se dice que el mercado no es perfecto, por lo pequeño y por la poca transparencia de información, ¿qué comenta al respecto?

El Banco divulga lo que ocurre en el mercado cambiario. Al final del día se ponen en la web las compras del sector público que hace el Central, y los montos que compra para el programa de reservas.
Algunos dicen que el Central no debería hacer las compras del sector público y que si las hace, debería dar la información previamente, pero eso no se puede hacer por ley.

Se dice que desde agosto hay un régimen de flotación y no el de bandas. Si es así, ¿por qué no se oficializa?

Lo que se quiere es que sea un sistema flexible, pero la economía no estaba acostumbrada a esos cambios.
El objetivo es que fluctuara entre las bandas superior e inferior, y es a partir de agosto del año pasado que se despega de la banda superior y empieza a fluctuar. La estrategia es que esté dentro de las bandas, ante todo para la estabilidad de las reservas.

¿Se logrará mantener el nivel inflacionario para el año entrante ante la vulnerabilidad de los precios de las materias primas, y de alimentos amenazados por los cambios de clima?

Ante esos fenómenos es importante la inflación subyacente, que contempla los precios de los productos como materias primas.
Actualmente ese índice está cerca del 3%, por debajo del rango.
Por efecto de las lluvias en los próximos meses podría darse un alza transitoria en los precios de esos productos, eso podría variar la tendencia inflacionaria.
Aunque, tras una corrección de la situación, a veces ocurre lo contrario, evitando que la inflación se salga de la meta.

Davos califica la inflación como una de las más altas. ¿Hay un margen para que sea más baja?

Las sinergias del país con inflaciones moderadas, implican que si se quiere ir más rápido los costos se reflejarán en menos producción y más desempleo. Hay que buscar un balance, mientras se corrige la situación fiscal y el Central soluciona el problema de pérdidas, tendríamos inflaciones similares a las de los principales socios comerciales.

Gabriela Masís
[email protected]
Ver comentarios