Ayúdele a su cerebro
Fotos: Shutterstock
Enviar

Ser permanente aprendiz no solo le aumentará los conocimientos sino que le ayudará a frenar el envejecimiento de sus neuronas.

El factor neurotrófico derivado del cerebro- conocido como “BDNF” por sus siglas en inglés-, una proteína que tiene actividad en ciertas neuronas del sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico, ayuda a la supervivencia de las neuronas existentes.

Esto lo comprobaron neurocientíficos de la Universidad de California, en Irvine, Estados Unidos, liderados por Lulu Chen y Christine Gall, definiendo que quienes permanecen mentalmente activos, como eternos aprendices, pueden mantener  las señales del “BDNF” a un ritmo constante, haciendo que las neuronas funcionen de manera óptima. 

En edades avanzadas, esta actividad permanente impediría el declive intelectual.

Además, es importante recordar que si dormimos las siete horas generalmente recomendadas por los médicos, durante un sueño reparador la memoria no solo se consolida, sino que también nuestro cerebro reorganiza la información seleccionando la más relevante y favoreciendo la producción de nuevas ideas creativas.

En la era del conocimiento en que vivimos, es de gran importancia que del aluvión cotidiano de información que nos llega por diversos medios, nuestro cerebro pueda seleccionar las más importantes y consolidarlas en nuestra memoria.

Por otro lado, si alguna persona acostumbra hablar sola, podría suceder que los demás pensaran que está medio loca.

Sin  embargo, un estudio realizado por las Universidades de Wisconsin – Madison y de Pensilvania, ambas ubicadas en Estados Unidos, descubrió los beneficios de este hábito.

Los científicos concluyeron que hablar para uno mismo ayuda a las personas a enfocarse en sus tareas mucho mejor.

Otros beneficios de esta tendencia son, liberar tensión y estrés, ayudar a tomar decisiones, poner los problemas en perspectiva, promover la reflexión y motivación.

Eso sí, lo conveniente es que esto de hablar para sí mismos no suceda de manera que afecte a gente que se encuentre cerca; lo ideal es que una persona hable sola para reflexionar o analizar una situación.

Esta es una herramienta que el cerebro utiliza para pensar con éxito. Las conversaciones unipersonales pueden transformar la tarea más complicada en la más sencilla.

Hablar contigo mismo no solo alivia la soledad, sino que también puede hacerte más inteligente. Te ayuda a aclarar tus pensamientos, atender a lo que es importante y reafirmar cualquier decisión que estés contemplando. Solo hay una condición: serás más inteligente solo si hablas respetuosamente contigo mismo.

Un estudio de Gary Lupyan, de la Universidad de Wisconsin, y Daniel Swingley, de la Universidad de Pennsylvania, mostró que las personas que se hablan a ellas mismas mientras buscan objetos los encontraban antes, explica el psicólogo Alberto Rubín.

“Todos necesitamos hablar con alguien interesante, inteligente, que nos conoce bien y está de nuestra parte, y esa persona somos nosotros mismos", afirma la psicoterapeuta Anne Wilson Schaef.

Y otra forma de ayudarle a mantenerse en la mejor forma posible al cerebro, es realizar actividad física, ya que cualquier cosa que hagamos como ejercitarnos, tocar un instrumento musical o aprender a sembrar y cuidar plantas, hace que se active el cerebro. Cualquier acción  siempre parte de él, dice el psicólogo Rafael León.

Por todo esto, no olvide ayudarle a su cerebro. El lo necesita no solo para conservarse bien sino para estar mejor cada día, sin importar cuántos años usted tenga.

 

Carmen Juncos y Ricardo Sossa

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]

 

Fuentes: recuperado de https://neuropsicologiayaprendizaje.wordpress.com/ • http://www.neuropedagogia.pe/hablar-solo-beneficios-para-el-cerebro/ . Wikipedia, www.lifeder.com/hablar-solo-psicologia/



Ver comentarios