AyA ampliará alcantarillado para reducir contaminación en los ríos
Enviar

Con el propósito de reducir la contaminación de los ríos que afecta la atracción de inversión extranjera y el turismo a la capital, Acueductos y Alcantarillados (AyA) construirá tuberías en los hogares, industrias y comercios que lleguen hasta la acera, donde se encuentran las alcantarillas de mayor tamaño y esto permitirá que las aguas negras lleguen a la planta de tratamiento “Los Tajos”.

El sistema de alcantarillado sanitario eliminaría el uso de tanques sépticos, pero las modificaciones en las tuberías deberán hacerse mediante una solicitud formal en las oficinas del AyA.

Las solicitudes no deben hacerse antes de 2020, ya que el sistema podría colapsar sino están construidos los conductos del alcantarillado que dan hasta la planta de tratamiento.

La inversión forma parte de un amplio proyecto que involucrada a 11 cantones de la Gran Área Metropolitana y tiene un costo total de $450 millones y empezó en 2010. La intención es que se concluya en 2022.

Al poner en ejecución todo el proyecto se aumentaría la cobertura de tratamiento de aguas residuales de 575 mil habitantes a más de un millón en la primera etapa.

El AyA ha venido trabajando en todo el proceso de divulgación con las comunidades involucradas desde 2010 y los encargados de esta iniciativa se vienen reuniendo con asociaciones de desarrollo, centros de salud y municipalidades.

Ahora bien, una vez que concluya la veda electoral, se iniciará una campaña de publicidad muy fuerte para explicar cómo se realizarán las interconexiones en los hogares y en las industrias.

En el caso de las industrias, se trabajará con mayor ahínco de manera que sepan que los residuos peligrosos deberán tratarlos de manera separada, según la reglamentación técnica ya establecida.

“Contar con este sistema nos permitirá sacarle más provecho a la planta de tratamiento y evitar las descargas directas de aguas servidas en los ríos y no exponer a la población al contacto directo de esos líquidos contaminados”, aseguró Marco Fidel Vargas, gerente de la Unidad Ejecutora del Programa de Agua Potable y Saneamiento del AyA.

Además, permitir el tratamiento controlado y completo de los diferentes desechos generados en la planta de tratamiento, tales como los lodos, los cuales podrán ser usados en rellenos sanitarios o bien como abono orgánico.

La totalidad del proyecto es coordinado por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Nacional y una contrapartida del AyA y al maximizar la planta que pretende reducir los 50 millones de coliformes fecales que navegan en los ríos josefinos que llegan hasta la desembocadura del río Tárcoles: Virilla, Torres, Tiribí, María Aguilar y la Rivera.

Cantones beneficiados

La idea es que esto mejore las condiciones ambientales y la salud pública de los siguientes 11 cantones:

San José
Desamparados
Tibás
Vázquez de Coronado
Moravia
Alajuelita
Montes de Oca
Curridabat
Goicoechea
Escazú
La Unión
Fuente: AyA

Ocho ventajas:
Estos son los beneficios que brindan las plantas de tratamiento de aguas del AyA
1) No expone a la población al contacto directo con aguas contaminadas.
2) Reduce el riesgo para la salud de la población, incidiendo en una disminución de enfermedades como diarreas y alergias.
3) Limpia los ríos y sus áreas ribereñas, generando un cambio positivo en la ciudad, recuperando espacios de recreo y esparcimiento para la población.
4) Permite el crecimiento urbano en vertical favoreciendo la planificación y ordenamiento territorial.
5) Reduce el uso de tanques sépticos, con el beneficio de un mejor aprovechamiento de los terrenos para la construcción de viviendas, comercios e industrias.
6) Aumentar el valor de los terrenos.
7) Se aprovechan los lodos producidos en la planta de tratamiento en rellenos sanitarios o bien como abono orgánico.
8) Reducir los costos en construcciones nuevas, ya que la conexión a la prevista es de menor costo que la construcción de un tanque séptico.



Ver comentarios