Aumento en presupuesto universitario provocaría guerra
“Esperamos que para esta ocasión podamos contar con el apoyo suficiente para recortar el gasto de las universidades, sobre todo, al considerar que para 2018 se tendrá que pagar solo en deuda unos ¢1,8 billones en el primer semestre”, dijo Rosibel Ramos, diputada del PUSC. Esteban Monge/La República
Enviar

El exagerado crecimiento del presupuesto de las universidades públicas en este gobierno, haría que los diputados recorten el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) para 2018, desatando una guerra con las casas de enseñanza superior y con los estudiantes, quienes ya demostraron de lo que son capaces al tomar la Facultad de Ciencias Sociales de la UNA.

Los problemas económicos del gobierno y la generosidad de años anteriores, sirven de argumento para los legisladores de Liberación Nacional, el PUSC y el Movimiento Libertario, quienes desean contener el gasto público y redireccionar recursos hacia el área social.

Si se considera el presupuesto del 2018, el FEES habría crecido en un 36% en términos reales desde que Luis Guillermo Solís juró como Presidente, ya que pasaría de ¢359 mil millones a ¢496 mil millones.

“Meses atrás los rectores de las universidades salieron a decir que querían contener el déficit fiscal y Helio Fallas, ministro de Hacienda, aseveró que no habría aumento, pero ahora llegan y nos presentan un plan de gastos que crece significativamente, sin importar la crisis fiscal”, dijo Paulina Ramírez, diputada de Liberación Nacional.

La verdiblanca considera que hoy más que nunca es necesario preguntarse si el dinero que se está gastando en educación está bien invertido, ya que se dio a conocer que solo uno de cada diez estudiantes de la UCR es pobre, mientras que las casas de enseñanza superior tienen una matrícula muy limitada, que obliga a miles de estudiantes a pagar centros privados.

Para 2018, el Conare y el Gobierno propusieron un alza de casi ¢18 mil millones y un presupuesto total de ¢496 mil millones.

Más de la mitad sería para la UCR con ¢286 mil millones, ¢116 mil millones para la Universidad Nacional, ¢56 mil millones para el Instituto Tecnológico y el resto para la UNED y la Universidad Técnica Nacional.

“El gasto de las universidades ha sido exagerado desde el primer día, incluso con un 14% para el primer año de esta administración. Esperamos que podamos contar con el apoyo para recortar el gasto de las universidades, sobre todo, al considerar que para 2018, se tendrá que pagar solo en deuda unos ¢1,8 billones en el primer semestre y no queda otra que limitar el gasto público”, asevera Rosibel Ramos, congresista del PUSC.

Mientras tanto, diputados del Frente Amplio y estudiantes de las universidades ya se pronunciaron en contra del posible recorte.

Esto, al considerar que se está violentando la Constitución Política, que garantiza un gasto anual del 8% en educación.

“Los jóvenes no pueden ser los que paguen las consecuencias de un problema fiscal, que tiene como origen la defraudación de impuestos de las grandes empresas. Hacemos un llamado a todo el plenario, para que se recapacite. Los estudiantes ya se están movilizando, para garantizar que no habrá problemas”, indicó José Ramírez, congresista del Frente Amplio.

La molestia de ese partido se debe a que por primera vez en estos cuatro años, se reduciría en su relación con el PIB, ya que se estima que pasaría del 1,42% al 1,38%, de acuerdo con los cálculos hechos.

 

En alza

Desde que Luis Guillermo Solís juró como presidente, el FEES ha aumentado en un 36% en términos reales (cifras en miles de millones de colones).

201709110840210.grafico530.jpg

Fuente FEES y presupuesto
*Para 2018 es lo que propusieron el Conare y el Gobierno

 

 

 

 

 


Ver comentarios