Augusta consagra a Scott
Adam Scott venció en el segundo hoyo de desempate a Angel Cabrera para ganar su primer Grande.DON EMMERT-AFP La República
Enviar

Augusta consagra a Scott

Adam se convierte en el primer australiano en ganar el Masters

El Masters de Augusta le debía una Chaqueta Verde a Australia. El golf le debía un Grand Slam a Adam Scott. Ayer la deuda quedó cancelada por partida doble.
Adam Scott se convirtió en el primer australiano en ganar el Masters de Augusta al vencer en el segundo hoyo de desempate al argentino Ángel Cabrera.
Augusta, ese mítico campo en Georgia, no deja de asombrar y cada año regala un final cargado de emociones. El año 2013 no fue la excepción y por segunda vez consecutiva el primer Majors de la temporada acabó en playoff.
La jornada comenzó con un tablero muy cerrado, lo que presagiaba muchos cambios en la parte alta, y así fue. Algunos perdieron sus opciones muy rápido, como Brandt Snedeker, otros entraron en la pelea como Jason Day.
Angel Cabrera se mantenía arriba, estuvo solo, compartió liderato y hasta persiguió cuando Day se fue al frente.
Scott estuvo ahí siempre siguiendo desde atrás, errando putts que lo podrían llevar al frente, pero siempre guardó la calma.
Los últimos nueve hoyos se convirtieron en un ascensor, unos subían y otros bajaban. Tiger Woods, envuelto en la polémica por una mala ejecución de una regla el viernes y castigado con dos golpes, si pudo tener posibilidades las vio morir en el hoyo 14 cuando tuvo para birdie y lo dejó escapar. Terminó con una ronda de 70 golpes, a cuatro de Scott.
Day con tres birdies consecutivos del hoyo 13 al 15 tomó el liderato, la presión en ese momento le cobró factura y firmó dos bogeys consecutivos. También última ronda de 70 y a dos de los punteros.
Cabrera y Scott llegaron empatados con -8 al hoyo 18, Adam iba en el penúltimo grupo, Cabrera en el último.
El australiano se inventó un putt de cuatro metros para birdie, que celebró por todo lo alto. Le dejó la presión a Cabrera. El argentino mostró nervios de acero, su segundo tiro quedó a menos de un metro de la bandera y su putt murió en el hoyo. Desempate.
Primero al 18. Fue una copia. Buena salida de ambos y cortos al llegar al green. En el tiro de aproximación Cabrera estuvo a punto de embocar y necesitó del putt para terminar. Adam la dejó cerca y acabó igual.
Después tocó el turno de la bandera 10. Muchos recuerdos para Cabrera que ahí en 2009 triunfaba en desempate ante Kenny Perry.
Otra vez fueron acertados y parecidos. Y el putt definió. Primero el de Córdoba que estuvo a punto, pero su bola no cayó y luego Scott que sí encontró la gloria.
Adam por fin ganó un Grande, luego de varios intentos y lo hace junto a Steve Williams, quien años atrás fue el caddie de un tal Tiger Woods.
“Traté de no pensar en nada, todo lo que hice fue mantenerme en el presente. En un momento muy pequeño pensé que había ganado (hablando acerca del putt en el hoyo 18). Pero embocar esos dos putts para ganar el Masters es increíble”, comentó Scott minutos antes de ser el primer australiano en posar con la Chaqueta Verde.

Consulta: transmisión de ESPN.

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios