Logo La República

Miércoles, 22 de mayo de 2019



ÚLTIMA HORA


Así los vimos: Madrigal se suponía que sería bombardeado y no llegó la metralla

Walter Herrera [email protected] | Jueves 16 mayo, 2019 08:15 am

Pese a que San Carlos defendió la mayor parte del juego, Madrigal tuvo una noche tranquila. ADSC/La República
Pese a que San Carlos defendió la mayor parte del juego, Madrigal tuvo una noche tranquila. ADSC/La República


San Carlos se convirtió en el nuevo monarca del fútbol nacional.

El empate 0-0 le dio el título gracias al gol visita que hizo en la Cueva en el partido de ida (1-1).

Conociendo que el empate sin goles le daría el cetro, los norteños se aferraron al orden táctico en defensa pero no fueron bombardeados por los morados.

Gaetano Pandolfo, periodista de ACCIÓN, repasa el accionar de cada uno de los jugadores.

ASI LOS VIMOS

GAPARI

SAN CARLOS

M.Madrigal: se suponía que sería bombardeado y no llegó la metralla.

Un remate resbaloso de Barrantes y pare de contar.

Obando: duplica en velocidad a Bolaños y eso le bastó para controlar su parcela.

Salazar: Saprissa no metió una segunda punta y tuvo un juego de vacaciones.

Lea más: Luis Marín le robó la corona al Rey

Dawson: par de acciones apremiantes con Rubilio, controladas con dificultad.

Por ahí metió una “manita” sin sanción.

Sánchez: se presentó picaresco y desafiante en ofensiva, obligando a Robinson a utilizar todo su arsenal defensivo.

Acosta: al minuto seis ya estaba amonestado; tornillos a Torres y así se fue todo el partido.

Leal: colaboró muchísimo con Sánchez, bloqueando a su tocayo de apellido, recostado en su sector.

Córdoba: pausado e inteligente, marcó el ritmo del juego a su antojo, sin regalar un solo balón.

D.Madrigal: erró el último servicio en aislados contraataques.

Mena: dejó abandonado a Saborío, para colaborar en la cintura de su equipo.

Saborío: los saques largos de Madrigal lo ubicaron frente al marco, sin mayor peligro.

Cordero: siguió el trabajo de Madrigal con mayor eficiencia.

Martínez: el Monstruo quería morder y entró a controlar a Bolaños.

Pérez: entró a cerrar el partido.

SAPRISSA

Gómez: detuvo un remate a Cordero en el primer palo. Nada más.

Blanco: le faltó agresividad ofensiva en toda la serie.

Robinson: se lució con cortes de último momento, a Sánchez y a Saborío.

David: dibujó un fútbol demasiado horizontal.

Hernández: buscó asociarse con Bolaños y no lo logró.

Barrantes: soltó sus bólidos hasta el segundo tiempo, uno puro veneno que rechazó Madrigal.

Torres: entre Acosta y Córdoba lo mantuvieron lejos del área y ahí se limita su peligro.

Lea más: Tigo cazará transmisiones piratas de fútbol en Internet

Bolaños: muy abierto por el flanco izquierdo, no fue difícil bloquear los servicios telegrafiados.

Leal: buenas intenciones de sembrar el caos, pero no estuvo fino en los servicios.

Venegas: no se asoció con Castillo y fue quinto volante en lugar de centro delantero.

Castillo: un par de oportunidades en las que obligó a Dawson a dar el máximo.

Angulo: en 15 minutos no se le presentó el tiro libre mágico.

Arrieta: jugó nueve minutos, con el rival muy encumbrado.

Ruiz: elevó en el cierre remate agónico, ya con olor a muerto.


NOTAS RELACIONADAS