Enviar
Asamblea venezolana concede poderes especiales a Chávez

La Asamblea Nacional de Venezuela extendió ayer a 18 meses la habilitación de poderes especiales a Hugo Chávez presidente venezolano.
La medida, que otorgará al presidente la potestad de gobernar por decreto, ha suscitado protestas de la oposición, que acusa a Chávez de estar convirtiendo en una dictadura al mayor productor de petróleo sudamericano.
Chávez ha asegurado que la Ley Habilitante, el paquete de poderes que se le ha concedido, es una medida especial y urgente necesaria para combatir los problemas derivados de las inundaciones que en los últimos días han matado a casi 40 personas y expulsado de sus casas a otras 140 mil.
Mediante estos poderes especiales se enfrentarán igualmente los daños que sufrió la infraestructura vial, que arroja, un saldo de 35 puentes colapsados y 264 vialidades afectadas, 3 embalses de agua potable destruidos y cerca de cuarenta y seis mil (46 mil) hectáreas de cultivos perdidas, entre otros graves daños.
En principio, el presidente venezolano pidió que se le concediera el poder de gobernar por decreto durante un año, pero la asamblea, controlada por su propio partido, decidió incrementarlo hasta el año y medio. La oposición antichavista asegura que la medida convertuirá en un cascarón vacío al nuevo Parlamento que se instalará el 5 de enero próximo, en el que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela ya no contará con mayoría absoluta de los votos.
Esta es ya la cuarta vez que el Parlamento cede a Chávez sus atribuciones legislativas. La primera vez, en 1999, la habilitación duró seis meses; la segunda, en 2001, tuvo un año de vigencia; y la tercera, de 2007, se extendió por año y medio. A través de este mecanismo, Hugo Chávez ha dictado un total de 178 decretos leyes durante los últimos 11 años; al menos 26 de ellos han impuesto por la vía legal algunos de los puntos de la reforma constitucional que propuso Chávez en 2007 y que fue rechazada por el 51% de los venezolanos en referendo popular.
La votación forma parte de una ofensiva legislativa para reforzar el “socialismo del siglo XXI” proclamado por el mandatario en el país. Antes de aprobar los nuevos poderes de Chávez, la Asamblea adoptó una ley que facilita al Gobierno la nacionalización de bancos y el recorte de sus beneficios. Además de otorgar poderes legislativos a Chávez, el Partido Socialista Unido de Venezuela también se ha propuesto sancionar una larga lista de leyes orgánicas, en vista de que en enero los votos no le alcanzarán para repetir mayoría. Se prevé que esta semana se discutan las reformas a la Ley Orgánica de Telecomunicaciones y a la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, ambas dirigidas a extender los controles del Estado a Internet y a regular aún más canales.

Madrid / El País
Ver comentarios