Apoteósica remontada
David Villa gritó con toda el alma su gol, ese tanto le daba el pase al Barcelona a cuartos.JOSEP LAGO-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Apoteósica remontada

El rey Messi guía el pase del Barcelona en el momento de Villa

Dos goles para igualar la eliminatoria por parte de Leo Messi, en el primer tiempo, y el tercero de David Villa para darle el pase a los cuartos de final al Barça frente al Milan (4-0) en una exhibición de fútbol redondeada por Jordi Alba el día en el que los azulgrana volvieron a ser el equipo que encandila con su juego.

201303122206220.a11.jpg
El argentino volvió a ser el jugador determinante. Después de unas semanas de dudas, Messi volvió a reclamar el protagonismo. Un gol en la primera que tuvo en el minuto cinco, un latigazo desde la frontal del área.
Antes del final del primer tiempo, Messi igualó la eliminatoria marcando el 2-0 en el minuto 39.
Con los dos goles que marcó, Messi ya suma diez tantos en esta ronda en las cinco últimas temporadas. En la temporada 2008-09, ante el Olympique de Lyon, el argentino marcó el 3-0 en la goleada por 5-2.
Dos más anotó en la otra goleada en la siguiente campaña, la 2009-10 en el 4-0 frente al Stuttgart alemán. Messi abrió el marcador y anotó el 3-0.
En la temporada 2010-11 y contra el Arsenal, los barcelonistas remontaron el 2-1 que llevaban de ventaja los “gunners” y ganaron por 3-1 con otros dos tantos de Messi.
El récord del argentino llegó la temporada pasada. También en octavos, Messi marcó cinco goles en el 7-1 ante el Bayer Leverkusen, en otra demostración de fortaleza del argentino.
Si fue determinante el diez azulgrana, también fue decisivo David Villa. El asturiano, en una temporada muy complicada, en la que no acababa de estar a su mejor nivel, marcó el 3-0 en el minuto 55.
Villa, en todas las listas para ser traspasado esta temporada, sin apenas continuidad, no acababa de encontrar su mejor puesta a punto. En realidad, después de la fractura de tibia y peroné le ha costado estar a su nivel.
Por eso cuando marcó el 3-0, expresó toda la rabia contenida durante meses. La jugada nació en un gran recuperación de Mascherano y en un pase de Xavi Hernández. Villa hizo lo que siempre ha hecho, marcar. Recibió, encaró a Abbiati y le dio todo el aire a su equipo.
La exhibición la redondeó Jordi Alba en el tiempo añadido. Un pase de derecha a izquierda del chileno Alexis Sánchez que cerró el partido.
Villa, al término del partido, fue el que más felicitaciones recibió. “Cuando pasan cosas bonitas como esta, todo se olvida”, ha dicho a Televisión Española sobre el césped del Camp Nou.
El Guaje volvió a sentirse decisivo. Los técnicos le pidieron paciencia cuando no jugaba y apuraba los partidos en el banquillo. Le dijeron que volvería a ser importante. Ayer lo fue. El gran Barça ya tiene una remontada, lo único que le faltaba.

Barcelona/EFE

Ver comentarios