Luis Mesalles

Enviar
Jueves 13 Septiembre, 2007

Apertura y competencia en la banca
Luis Mesalles

En la inauguración del V Congreso Bancario, organizado por la ABC, el señor Martín Celaya, alto ejecutivo del Scotiabank en México, habló sobre los efectos que tuvo la entrada de los grandes bancos internacionales en ese país. El tema es de gran importancia para Costa Rica, en momentos en que la presencia de estos grandes conglomerados se consolida en nuestro país.
En México, una fuerte crisis financiera llevó a la estatización e intervención de todo el sistema bancario. Luego de un periodo de estabilización, los bancos fueron vendidos de nuevo al sector privado. Siguió un proceso de fusiones y adquisiciones, hasta que el sistema bancario mexicano hoy se encuentra dominado por seis grandes bancos, de los cuales solo uno no es propiedad de las grandes corporaciones financieras internacionales.
El dinamismo con que estos mega-bancos impregnaron al sistema financiero, con innovaciones en instrumentos de ahorro, crédito y formas de pago, ha hecho que el nivel de profundización financiera haya aumentado considerablemente en México en los últimos 15 años.
Hoy en día muchos mexicanos tienen acceso a servicios bancarios que antes ni se imaginaban que existían. Incluso, y a pesar de que muchas veces se ha dicho que los micro y pequeños empresarios quedan por fuera ante la entrada de los “voraces” bancos internacionales, en el caso de México estos sí se han visto beneficiados de todo este proceso de bancarización. Las facilidades de acceso al crédito y ahorro que ahora brinda la banca mexicana llegan a muchos más lugares y clientes que antes. El aporte de la banca al desarrollo del país se ha incrementado considerablemente.
Don William Hayden, gerente del banco más grande de Costa Rica, explicó, durante el mismo Congreso, cómo los bancos nacionales, particularmente los estatales, se han ido preparando para la entrada de estos grandes conglomerados internacionales. En ese sentido, don William mostró cifras que demuestran cómo el margen de intermediación de la banca estatal ha ido bajando, al punto que hoy en día es menor que el de los bancos privados (que incluye algunos de esos mega-bancos internacionales). Igualmente, la eficiencia, según lo mide la SUGEF, está empatada entre bancos estatales y privados.
A la conclusión que se llega es que pareciera que la banca estatal está en mejores condiciones que la banca privada para enfrentar la entrada de los bancos internacionales.
Si bien Costa Rica ya tiene un mayor grado de profundización financiera que lo que tenía México cuando ahí entraron los mega-bancos, se sabe que aún hay campo por mejorar. Los márgenes de intermediación, la eficiencia, la rentabilidad y el acceso a servicios bancarios de más personas, aún pueden ser mayores. El hecho de que estén ingresando estos grandes bancos, es señal de que están viendo en este mercado oportunidades de rentabilidad y crecimiento.
Pero, no hay nada que temer: la banca estatal se ha preparado para enfrentar la competencia. Y, lo más importante, los consumidores son los que saldrán más beneficiados de todo este proceso.


*Socio Consultor Ecoanálisis
[email protected]