Enviar
Nuevas tarifas y mayor cobertura vendrán en 2012
Apertura celular arrastra pendientes
$170 millones pagados por Claro y Movistar deberán comenzar a invertirse en educación y tecnología

Una lista de temas por resolver espera a las autoridades del sector telecom, para 2012, pese a que la apertura celular arrancó formalmente desde noviembre pasado.
Lo primero que se deberá resolver es la aplicación de un nuevo esquema tarifario que permita a las empresas mayor libertad a la hora de dar ofertas a sus clientes.
La lista se completa con la creación de una entidad que permita a los usuarios mantener su número telefónico cuando se pasen de operador y definir los proyectos que se financiarán con los recursos provenientes de las concesiones otorgadas a Claro y Movistar.
Del lado de las empresas, el proceso de apertura se deberá completar con una mejora en la cobertura que dan ambas en el país.
Sobre la primera tarea pendiente, la Superintendencia de Telecomunicaciones ya maneja una propuesta para cambiar las tarifas que deben pagar los usuarios.
El cambio no regirá solo para la telefonía móvil, sino también para Internet móvil y fijo. La idea es establecer un precio piso y uno techo para que los operadores puedan moverse entre esta banda como mejor lo consideren.
Aunado a ello se pretende incluir el tema de la paquetización, algo que hasta ahora se ha venido dando de forma muy libre por parte de las empresas. El plan es que existan más opciones de que los operadores puedan mezclar varios servicios y ofrecer paquetes a mejores precios.
Asimismo, se aplicarían tarifas en Internet que permitan el cobro por consumo y no por velocidad como ahora.
El modelo tarifario será una de las prioridades a discutir por parte de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), de acuerdo con Carolina Mora, vocera de la entidad, por lo que su implementación estaría para la primera mitad del año.
Paralelo a ello, la Sutel deberá trabajar en el desarrollo y ejecución de proyectos que se financiarían con los recursos pagados por Claro y Movistar, por la concesión que se les otorgó. Esto suma $170 millones que pasaron al denominado Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) y el cual se seguirá nutriendo por un porcentaje de los ingresos de todos los operadores del sector (actualmente el 1,5% de los ingresos brutos).
En ese sentido el gobierno ya delimitó sus prioridades en dos grandes proyectos. El primero relacionado con llevar mayor y mejor conectividad a centros educativos y hospitales, y el segundo en centros de atención comunitarios.
Al respecto, la Sutel ya estableció un fideicomiso que manejará los recursos y a partir de 2012 deberá hacer los concursos y licitaciones para que sean desarrollados.
Sobre la opción de mantener el número en caso de trasladarse de operadora; es decir, la portabilidad numérica, la Sutel deberá crear una “Unidad de Registro”, que será un ente que deberá administrar la numeración de cada usuario.
Este sería el plan que arrancaría más tarde, pues es posible que no esté listo antes del tercer trimestre.
Por último, para completar el proceso de apertura celular del lado de las empresas el principal esfuerzo será por mejorar su cobertura de red en el país.
En el caso de los virtuales fullmóvil y tuyo, ambas no tuvieron problemas con esto al utilizar la infraestructura del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Sin embargo, Claro y Movistar debieron invertir desde cero en nuevas torres y radiobases, enfrentando la oposición de varias municipalidades, algunas de ellas todavía no han otorgado los permisos de construcción necesarios.
Pese a ello, las firmas foráneas decidieron lanzarse a la competencia con una cobertura limitada. Aunque eso les representa un riesgo a la credibilidad, apuestan a que los problemas queden atrás este año y puedan completar los mapas de cobertura en la mayor parte posible del territorio nacional.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios