Aparato mejora audición al captar sonidos en 3D
Enviar

Las personas que sufren pérdida de audición ahora tienen una nueva opción para resolverlo con los nuevos audífonos recargables que están disponibles en el país.

Estos aparatos se denominan Moxi Now. Se adaptan a las necesidades que tenga un paciente con problemas para escuchar en distintos ambientes gracias a que poseen programas automáticos que identifican y clasifican los sonidos.

Con esto se logra una audición natural. El chip está desarrollado para que los dispositivos tengan conciencia espacial, la cual facilita localizar sonidos brindando una experiencia auditiva más natural y realista.

Por ejemplo, tiene una función de realce que consigue escuchar en 3D (con la que detecta la localización de quien conversa, separa el habla del ruido ambiente y permite una charla sin dificultad).

También, cuentan con un programa especial para magnificar la música. Otra de las cualidades es que dispone de conexión con accesorios para mayor control de los audífonos para mejorar la comunicación, como televisores o celulares.

“El audífono básicamente recoge el sonido y lo procesa digitalmente a la mayor velocidad. Mejora la audición de las personas y cuida el aspecto de la estética porque no podemos sacrificar algo cómodo y discreto sin brindar la mejor solución”, aseguró Juan Olmo, especialista de Clínicas de la Audición.

En cuanto a estética son difíciles de notar, ya que se trata de los audífonos más pequeños del mundo (son un 25% más pequeños que el siguiente audífono recargable en su clase).

“Su tamaño es de dos a tres centímetros. Al paciente se le coloca detrás de la oreja un hilo que conduce la señal acústica. Definitivamente no es sencillo verlo, de frente es invisible”, añadió el audiólogo.

Otra de las ventajas que tienen estos aparatos es que se pueden cargar como un celular: durante las noches y funcionará todo el día. Lo que trae beneficios también para el medio ambiente, ya que no se requieren baterías para su funcionamiento.

Están diseñados para cualquier persona que tenga un problema auditivo; pero la mayoría de usuarios se trata de adultos mayores de 50 años.

En cuanto a costos se pueden encontrar a partir de los $2.500. Una vez que al paciente se le diagnostica el problema por medio de una prueba, se le recomienda el aparato y se le da un acompañamiento para que aprenda a utilizarlo.

La pérdida de la audición es progresiva debido al desgaste natural que ocurre en las células del oído interno que se da con el paso del tiempo, y aunque la mayor incidencia está en la vejez puede iniciar antes de los 30 años.

La medicación para presión y diabetes, así como la exposición a ruido inciden en el desgaste temprano del oído.

Entre los síntomas se encuentran: dificultad para escuchar, entender y seguir conversaciones; confusión a la hora de localizar fuentes de sonido; necesidad de solicitar que se repita lo que se le dice a la persona; escuchar con mayor volumen aparatos como la radio o la televisión.

Además, quienes tienen problemas tienden a hablar muy alto debido a que no se oyen bien a sí mismos.

Aparte de todos estos síntomas, el individuo puede sentir que escucha ruidos como chicharras, grillos o pitos. También, sufrir frecuentemente de mareos e inestabilidad.

Por otra parte, quienes tienen antecedentes familiares de pérdida auditiva progresiva tienen una mayor probabilidad de presentar problemas similares.

Problemas en ascenso

La pérdida de audición en diabéticos e hipertensos se presenta más temprano que en personas sanas, a partir de edades de 30 a 40 años.


-El 25% de mayores de 65 años con diabetes presenta problemas auditivos
-La sordera afecta a mayormente a 25 de cada 1.000 mujeres con hipertensión
-La sordera congénita se presenta un caso por cada 400 nacimientos

Fuente: Instituto Nacional de la Sordera y otros Trastornos de la Comunicación

 



Ver comentarios