Logo La República

Sábado, 31 de julio de 2021



ÚLTIMA HORA


Animales electrocutados y atropellados aumentan en el país

Jeffry Garza jeffrygarza.asesor@larepublica.net | Lunes 12 julio, 2021 09:20 am

Capuchino de cabeza blanca, mono negro sentado en una rama de árbol en el oscuro bosque tropical
Los monos se encuentran entre las principales víctimas de los atropellamientos y electrocuciones. Shutterstock/La República


Las carreteras y la red de eléctrica a lo largo y ancho del territorio nacional han sido fuente para el desarrollo del país, sin embargo, también representan una amenaza para la vida silvestre.

Esto porque se reporta un aumento en los atropellos y electrocuciones de los animales, ante la ausencia de pasos de fauna o falta de aislamiento en el tendido eléctrico o transformadores.

En el caso de atropellamientos, la mayor mortalidad, se produce en reptiles, aves y mamíferos como los monos y las martillas, de acuerdo con investigaciones realizadas por Joel Sáenz, director del Instituto Internacional de Conservación y Manejo de Vida Silvestre de la Universidad Nacional.

Lea más: Atropellos y electrocuciones amenazan animales en extinción

Muchas otras especies no mueren en el camino, pero quedan con serias quemaduras o extremidades rotas que les provocan una agonía dolorosa.

Quienes más notan el aumento de casos de animales heridos son los centros de rescate, encargados de rehabilitar e insertar la fauna de nuevo a su hábitat.

En el 2020 se recibieron 2.768 animales en el ZooAve, donde el grupo más afectado fueron las aves (57%), seguidas de reptiles (20%), mamíferos (17%), anfibios (4%) e invertebrados (2%), según Marta Venegas, bióloga tropical de dicho centro de rescate.

Por otra parte, el equipo de trabajo de International Animal Rescue, ubicado en Nosara Guanacaste, recibió entre julio de 2020 y marzo 2021 a 258 animales, 68 de ellos fueron monos congo electrocutados, muchos de ellos no lograron llegar a ser atendidos y murieron en el transporte. Asimismo, en Alturas Wildlife Sanctuary en Dominical de Osa, se reportó la atención de 463 animales, 22 por electrocución.

Lea más: Guardianes de Perros busca prevenir atropellos en carreteras

Los casos que representan el mayor desafío son los animales electrocutados debido a que sus lesiones en algunos casos son poco evidentes.

“Pueden ser lesiones leves hasta muy severas como la pérdida de alguna extremidad, catarata, úlceras corneales, daño neurológico que influye en su movilidad o un fallo multiorgánico que lo lleve hasta la muerte. Además, muchos de los mamíferos que ingresan son huérfanos, luego de que su madre muriera por la descarga eléctrica. Los más afectados son los monos congo”, explicó Isabel Hagnauer, médica veterinaria.


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.