Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ACCIÓN


América utilizó a Saprissa para desnudar carencias del campeonato nacional

Walter Herrera [email protected] | Viernes 23 febrero, 2018



Cuando se está acostumbrado a jugar en estadios con más de 40 mil personas en promedio por partido y a un ritmo competitivo, no hay “Cueva” ni Monstruo que puedan detener en estos momentos a un equipo de primer mundo como el América.

Intentar jugarle de tú a tú, con una propuesta en ataque, le jugó una mala pasada al cuadro dirigido por Vladimir Quesada, que no tuvo cómo reponerse de cinco ganchos directos al orgullo.

Los morados llegaron a este encuentro diezmados, no por situaciones extrafútbol, sino porque su rival tiene capacidades especiales, talento con el que no cuenta el equipo tibaseño y llegó a esta pelea con los puños cuando su rival de turno poseía un armamento de alto calibre.

La “S” mostró su oficio, pero con valía no se gana una eliminatoria contra un poderoso como el América, líder invicto de la Liga MX y muchos de los errores en cancha desnudaron el nivel del campeonato local.

Lea más: Saprissa enfrentará al mejor América de los últimos cuatro años

Christian Bolaños se refirió al tema al final del encuentro, donde aseguró que el cambio de nivel es radical de una liga a la otra y la falta de costumbre les pasó factura.

El fútbol por los costados y capacidad para abrir la cancha hasta las líneas laterales es una cualidad del fútbol azteca que perjudicó a Saprissa. La falta de costumbre de los volantes de colaborar a defender se hizo evidente, cuando a Smith lo aislaron con Domínguez y este lo llevó al callejón infernal.

El técnico fue el principal culpable de no estudiar la capacidad de su rival y conseguir ayudas con las fugas que tenía su barco.

Todo remate de los mexicanos tenía dirección al marco, veneno puro y técnica en los disparos, opuesto al cuadro tico que necesitó varios intentos para culminar una acción.

Consiguieron desmoronar el castillo de cristal con un fútbol veloz por los costados, con poca tenencia del balón de cada jugador y mucho toque preciso y buscando los espacios.

Al igual que hace tres años, cuando se vieron en Concachampions, los norteamericanos no desaprovecharon sus llegadas y sentenciaron.

Lea más: Herediano luchará contra poderío económico de Tigres

Futbolistas como Venegas, Bolaños, Torres y Angulo no pudieron mantener el balón, como normalmente hacen en el certamen local, y tuvieron a un equipo que juega en bloque, de modo que corta las opciones de pase y aprieta clavijas en el medio campo donde están los cerebros del equipo.

Este mismo bloque le permitió presionar inmediatamente la salida cuando Saprissa recuperó el balón y lo ahogó en la desesperación e impotencia.

Ahora el cuerpo técnico deberá trabajar principalmente en su charla motivacional y preparar el juego de regreso el miércoles 28 de febrero.

 


NOTAS RELACIONADAS