Ambiente frío, selección caliente
Enviar
Ambiente frío, selección caliente
Un fuerte aguacero mientras la selección entrenaba terminó de enfriar el ambiente en San Pedro Sula

Cristian Williams
[email protected]

Enviado especial

San Pedro Sula, Honduras- Banderas no se ven; revendedores, muy pocos; policías, menos, marchistas no existen. Ese es el ambiente con el que se encontró la selección nacional a su llegada a las 10.22 a.m. a San Pedro Sula, donde mañana enfrentará por las eliminatorias a Honduras.
Los efectos del golpe de Estado no se ve en las calles, pero sí se siente en el ambiente de los catrachos. Muchos ni siquiera se percatan de que mañana juega la “bicolor”.

Eso sí, el ambiente entre la selección nacional es diferente, es de seguridad, de alegría y de ansiedad por que llegue el momento del partido y por ninguna razón se dejan llevar por la extraña apatía de una de las aficiones más eufóricas del área.
En horas de la tarde la tricolor (4 p.m.) se trasladó a su primer entrenamiento en el Estadio Francisco Morazán, donde todo se realizaba con normalidad, hasta que a las 5 p.m., apareció un inesperado invitado que más bien no estaba ni invitado.
La lluvia, mucha lluvia, demasiada agua, que inundó los camerinos del estadio, pero lejos de aplacar el calor del entrenamiento, que era a puerta cerrada, sirvió para ponerles un poco de humor y alegría a los últimos 20 minutos.
Celso Borges, uno de los jugadores más perseguidos por la prensa catracha, dijo que si llueve o no, ellos están listos y la única diferencia es cambiarse del tipo de tacos. “La lluvia le puso alegría al entrenamiento, nuestro ambiente lo espero lindísimo; jugar con todo en contra nos da más fuerza. Caiga lluvia o no caiga vamos a jugar con todo”, dijo el volante.
Los que sí se han esmerado en subir la temperatura son los periodistas hondureños, quienes con sus preguntas picantes y de doble sentido han intentado meter en su juego a los jugadores ticos y al técnico Rodrigo Kenton.
Desde la llegada al aeropuerto Kenton fue asediado por los medios, quienes le reclamaban la famosa frase de que los hondureños le tienen envidia. “Esa fue una frase de un medio, yo no dije nada con mala intención”, les aclaró el seleccionador.
Para hoy la tricolor tiene preparada una caminata en horas de la mañana y por la tarde irán al estadio Olímpico Metropolitano, a realizar el reconocimiento.


El policía periodista


En medio de la seguridad que rodea a la Selección de Costa Rica, hubo un efectivo que se pasó de listo, o más bien de amigo de la prensa catracha.
Tras llegar al aeropuerto de San Pedro Sula y mientras se acomodaban en el autobús, un efectivo de seguridad comenzó a tomar fotos a los seleccionados, lo que despertó la sospecha del cuerpo técnico.
Tras unos minutos de ver como se desplazaba en el autobús, Rodrigo Kenton notó que el policía hacía ahora de periodista, por lo que lo invitaron a descender.
Tras seguirlo por unos minutos vieron como le entregaba la cámara fotográfica a un reportero del Diario Diez. Con seguridad así, muy tranquila no está la tricolor.

Ver comentarios