Amazon se suma a la guerra de despachos de comida en Reino Unido
Logotipo de Amazon en sus oficinas. Bloomberg/La República
Enviar

Amazon.com ha ampliado su servicio de comida a domicilio en Estados Unidos a Londres, accediendo a un intenso mercado competitivo, puesto que busca captar un mayor porcentaje del gasto en línea que realizan los británicos en alimentos y también expandir el uso de su aplicación para entregas en el mismo día.

El servicio gratuito de una hora se encuentra disponible en algunos códigos postales para los clientes Prime del minorista en línea, e incluye restaurantes tales como Benares, local con estrella Michelin, Levant, Strada y Crazy Bear. El servicio se inició el año pasado en Seattle, la ciudad natal de Amazon, y ahora se encuentra en una decena de ciudades de Estados Unidos. La ampliación se produce después de que el minorista en línea presentó en junio su servicio de entrega de alimentos en el Reino Unido bajo el nombre de Amazon Fresh.
La medida amplía la estrategia de Amazon de añadir continuamente servicios para los miembros Prime, que normalmente compran más artículos del minorista en línea que aquellos que no cuentan con una suscripción. Con el servicio de entrega de alimentos, los clientes hacen pedidos a través de la aplicación para smartphones Amazon Now, vinculación que podría atraer nuevos usuarios para su herramienta con el fin de que los productos de tocador, bebidas o artículos para el hogar sean entregados en tan solo dos horas.
“El atractivo de alto crecimiento del sector, que se desprende de la transición hacia los pedidos en línea, es el responsable del aumento de nuevos actores”, dijo en un comunicado Neil Campling, analista de Northern Trust Capital Markets. “Amazon puede reducir el costo por entrega al agrupar los despachos de múltiples restaurantes que van a lugares similares”.
Amazon se suma al abarrotado campo de los servicios en línea para la entrega de comida en el Reino Unido, con rivales que incluyen a Uber Technologies, a la estrechamente controlada Deliveroo y a Just Eat, cuyas acciones cayeron hasta un 5,3%. El mercado se ha intensificado en el último año con una gran cantidad de ofertas, y el mes pasado Deliveroo recibió fondos que impulsaron el avalúo de la compañía por sobre los $1.000 millones. Los modelos de negocio varían: Deliveroo lleva la comida desde los restaurantes a la puerta de los clientes, mientras que Just Eat opera un portal en línea único para procesar los pedidos.
Normalmente, las compañías ganan dinero a través de la entrega de comida al recolectar una cuota en cada pedido, la que proviene tanto de los clientes como de los restaurantes. La compañía luego debe sopesar eso frente al pago que realiza a los repartidores que hacen las entregas. El elemento clave para que esto sea rentable es maximizar las entregas que cada repartidor efectúa. Es un desafío logístico que ha presentado dificultades para algunas empresas. Una startup con sede en Bruselas, Take Eat Easy, cerró recientemente después de que su máximo responsable dijo que la compañía no podía manejar los gastos de los repartidores.


Ver comentarios