Logo La República

Miércoles, 19 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Aliados de Trump tratan de reducir daños tras debate con Clinton

Bloomberg | Miércoles 28 septiembre, 2016

Donald Trump, candidato republicano durante el primer debate presidencial. Bloomberg/La República


El equipo del candidato presidencial republicano Donald Trump se esfuerza por reducir el daño político de su primer debate con la demócrata Hillary Clinton, en tanto este aseguraba que se le había dado un tratamiento injusto y renovaba sus críticas a una participante latina de un concurso de belleza por la que Clinton lo había vituperado.

Al hacer los primeros comentarios del tan esperado debate, tanto los mercados financieros globales como los votantes en las encuestas dijeron que Clinton había ganado.
Los colaboradores de Trump trataron de presentar la noche como una victoria a pesar de que una encuesta de CNN indicó que el 62% de los votantes que vieron el debate dijo que Clinton lo había ganado, en comparación con el 27% que se inclinó por Trump.
El interés por el riesgo creció tras el debate, en tanto los operadores estimaron que declinaba la posibilidad de una presidencia de Trump. El peso mexicano se fortaleció contra el dólar al tiempo que retrocedían los refugios desde el oro hasta los bonos del Tesoro de Estados Unidos.
El debate pronto tomó un cariz personal en el escenario de la Universidad Hofstra en Hempstead, Nueva York, al acusar Trump a Clinton de quedarse en su casa mientras él hacía campaña y cuestionar Clinton la riqueza de Trump, sus donaciones de caridad y si paga el impuesto federal a los ingresos.
Los ataques de Trump perdieron fuerza a medida que avanzaba la noche, mientras que Clinton se guardó algunas de sus mejores cartas para el final de la sesión de 90 minutos. Rebatió la afirmación de Trump de que ella carece de “energía” para ser presidente y recordó a los espectadores algunas de las expresiones más críticas de Trump sobre las mujeres y las minorías.
“Se ha hecho ciudadana estadounidense”, dijo Clinton haciendo referencia a la participante de un concurso de belleza latina a la que Trump llamó en una ocasión “Miss Cerdita” y agregó: “Sin duda alguna va a votar”.
Trump dijo que podría haber hecho comentarios “desagradables” sobre la familia de Clinton pero que decidió no hacerlo. Y agregó después: “no quise lanzar mi ataque final” contra el expresidente Bill Clinton, “sobre lo que pasó con él, con su vida, con todo lo que pasó”, porque la hija de Clinton, Chelsea, estaba presente.
Trump dijo que consideraba que el debate “salió muy bien” en términos generales, pero criticó las “preguntas hostiles” del moderador Lester Holt y agregó que su micrófono tenía problemas.
“Se apagaba y se encendía, y tenía el volumen mucho más bajo (que el de Clinton)”, dijo Trump. “No quiero creer en teorías conspirativas, pero tenía el volumen mucho más bajo que ella y tenía interferencia”.