Alajuelense es regla de cálculo
Enviar
Alajuelense es regla de cálculo
Oscar Ramírez presentó un medio campo de candados y sacó angustiante triunfo

Jugando como local en el Estadio Nacional y frente a Belén, que acaba de ascender a la primera división, Oscar Ramírez presentó una formación donde en el medio campo fueron titulares: Cristian Oviedo, Juan Gabriel Guzmán y Luis Miguel Valle, y eso pone a sufrir a sus aficionados que desean una alineación más envolvente, con mayor presencia de delanteros, sobre todo porque el rival en el papel no es de peso.
Pero el entrenador de la Liga piensa distinto y ahí sigue la bronca, entre un grueso sector de seguidores de la Liga, a los que no les gusta cómo juega su equipo y el estratega, al que le gusta repasar la clasificación y comprobar, hoy de nuevo en el primer lugar, que lo que ordena y planifica es lo correcto.

Por suerte, para el “Machillo”, una pierna de Patrick Pemberton en el minuto 90 le sostuvo la victoria por la mínima, porque si Belén empata --e hizo méritos suficientes en la segunda parte para lograrlo--, se reactiva la discusión.
Belén es un equipo muy técnico y Ramírez lo sabe, por eso pobló la cintura de hombres de marca que pudieran controlar los movimientos de Castillo, Macotelo, Guzmán, Barquero y López que tienen técnica, toque y pueden marear a cualquier rival.
El técnico manudo buscó controlar el partido como mejor manera de ganarlo y logró su objetivo, gracias a un golazo de Alejandro Alpízar en el minuto 32, en que tuvo que ver la suerte, no por el precioso remate del artillero, bien fundamentado, sino por la forma curiosa como le llegó el balón.
Verny Ramírez la pasó a Oviedo; este la filtró a Alpízar pero rechazó en corto Rigo Ramírez, con tanta suerte para los manudos que el rechazo de Rigo pegó en la frente de Oviedo y salió un nuevo pase para Alejandro, que de izquierda la prendió a la red. El remate de Alpízar fue espectacular y el vuelo de Carlos Méndez en vano. Esa anotación definió el partido.
En el segundo tiempo, con los ingresos de Esteban Santana y Michael Mora, Belén se hizo dueño de las acciones; sus arquitectos se lucieron tejiendo acciones coordinadas, pero la Liga estuvo bien parada. Este segundo tiempo, con toque de Belén y marca del Alajuelense, fue el partido que se imaginó Oscar Ramírez y lo pudo controlar. Con los ingresos de Guevara y Gatgens, los manudos se apuntaron al contraataque y por ahí tuvieron sus oportunidades, pero el gol del empate lo tuvo Michael Mora, y Pemberton, con reflejos felinos, se lo sacó.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios