Ahorro, inversión y pago de deudas son claves para maximizar su aguinaldo
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/LaRepública
Enviar

A partir del 1° de diciembre, todas las personas que formen parte de la fuerza laboral como empleados regulares recibirán el pago de su aguinaldo, un beneficio que se otorga como resultado del esfuerzo de todo un año de trabajo.
Con frecuencia observamos que este dinero extra, que tan bien nos cae a todos, es utilizado en gastos de consumo del trabajador y su familia, sin que se destine al menos una parte a estabilizar el presupuesto, a cancelar deudas, a ahorrar o a hacer algunas inversiones que, en el mediano plazo, mejoren el bienestar de la familia.


Es importante destinar parte del aguinaldo a comprar regalos navideños, a darnos un merecido descanso en la playa o a adquirir algún objeto que hace tiempo deseamos.
Después de todo el aguinaldo es, en parte, para darnos los gustos que no hemos podido concedernos durante el año.
Sin embargo, es aún más importante tener cautela, planificar su uso y darle una adecuada administración y distribución para que no acabemos sin dinero y sin haber logrado satisfacer necesidades que van más allá del consumo y que requerimos para nuestra estabilidad y desarrollo.
En este contexto, para poder maximizar el uso del aguinaldo durante esta época tan tentadora, es importante considerar también gastos como chequeos médicos, reparaciones en la vivienda o en el vehículo, gastos odontológicos, entre otros, los cuales tal vez no podremos luego cubrir con nuestros ingresos corrientes.
La mayor parte de los expertos recomiendan destinar la mayor proporción del aguinaldo al ahorro, inversión, y pago de deudas.

Consejos valiosos

No se trata de negarnos el descanso ni el disfrute de la vida, elementos también necesarios para que continuemos siendo trabajadores felices y productivos. Pero tratemos de manejar un equilibrio en el uso del aguinaldo, que nos garantice también estabilidad económica y tranquilidad.

1. Pagar las deudas Se recomienda utilizar una cuarta parte del aguinaldo para pagar deudas de corto plazo y altos intereses que, si no se atienden oportunamente, pueden llegar a comprometer la liquidez de la familia y el expediente crediticio del deudor

2. Ahorrar Otra buena alternativa para el uso del aguinaldo es iniciar un plan de ahorro orientado al logro de metas a corto, mediano y largo plazo. Se recomienda ahorrar para la etapa de retiro, adquiriendo un plan de pensión complementaria o algún instrumento financiero similar, que permitirá al trabajador llegar a convertirse en un ciudadano de oro sin premuras económicas

3. Pago de impuestos También es importante realizar el pago de todos los impuestos y de los derechos de circulación, que coinciden en el tiempo con el aguinaldo

 

Por Eugenia Meza, Gerente general, Mucap

Ver comentarios