Enviar
Altas velocidades en Internet se concentran entre quienes más ganan
Adinerados navegan más rápido

Precios de banda ancha se reducirían a partir del próximo año con nueva red

Los altos costos de los servicios de banda ancha hacen que una gran parte de la población prefiera conexiones con velocidades medias o bajas.
A raíz de ello existe un plan para aumentar el próximo año las velocidades de Internet a las cuales tienen acceso los costarricenses, y reducir los costos para hacerlo un servicio más equitativo.
Actualmente la mayoría de los costarricenses usa velocidades que no sobrepasan los 512 Kilobytes por segundo (Kbps). Esta es una velocidad media en cualquier teléfono de Tercera Generación, que en caso de que el usuario quiera ver un vídeo (streaming), presentaría problemas como que la señal “se pegue” y que la calidad de la imagen sea pobre.
Sin embargo, aunque aquí se le denomina banda ancha, en la mayoría de países desarrollados o incluso naciones vecinas, es considerada una velocidad baja, tomando en cuenta que en su oferta ya son comunes los paquetes con Internet de 1 megabyte por segundo (Mbps), 2Mbps y hasta 6 Mbps, que permiten descargas a mayor velocidad y hasta en alta definición para vídeos.
Del total de usuarios con Internet en sus hogares o dispositivos móviles, más de un 60% posee una velocidad menor a 512 Kbps, siendo el costo la principal limitante, de acuerdo con cifras de la Rectoría de Telecomunicaciones.
Costa Rica, si bien posee tarifas competitivas en bajas velocidades, tiene altos costos en las más rápidas, incluso por encima de naciones vecinas como Nicaragua, Uruguay o El Salvador, entre otras.
Esto provoca que los paquetes con mejor conexión solo puedan ser accedidos por quienes más recursos poseen, especialmente aquellos cuyos ingresos superan los ¢400 mil al mes.
Esta es una situación que se quiere cambiar por parte de la Rectoría de Telecomunicaciones a partir de 2012, con el desarrollo de una nueva red y de un nuevo Plan Nacional de Banda Ancha, que lleve mejores conexiones, especialmente a zonas alejadas de la ciudad y a quienes menos recursos poseen, con precios más asequibles.
“El 21 se presenta el documento borrador a la Presidenta y al ministro rector para su respectivo análisis y eventual aval. Esperamos que para mediados de enero se publique y comunique la estrategia”, dijo Hannia Vega, viceministra de Telecomunicaciones.
Entre otros aspectos, la meta es pasar de una penetración actual del 6% en banda ancha a por lo menos un 10% en 2015 y en un 16% para 2017.
Con ello se estaría brindando una velocidad mínima de 2 Mbps con una penetración del 100% en escuelas, universidades, bibliotecas, centros de salud y academias de investigación.
El plan se elaboraría separado de los proyectos que se desarrollarán con recursos de la apertura celular y con recursos totalmente distintos. Se quiere que empresas inviertan en el desarrollo de la nueva red y tomen parte del proyecto.
Por ello durante diciembre se ha sometido a consulta de los sectores. Una vez listo el plan y analizados los interesados, se publicará el proyecto en forma íntegra.
Se calcula que el monto total de la inversión para alcanzar las metas del plan oscilará entre $166 millones y $306 millones. Esto incluye la instalación de al menos 235 mil líneas ADSL (líneas de Internet avanzada) y la reinstalación de unas 700 mil líneas de ADSL en las existentes actualmente con cobre.
“En todos los casos la opinión ha sido muy positiva, y se evidencia el gran interés y expectativa sobre la estrategia”, aseveró Vega.

Ver comentarios